Los comercios turísticos de Palma pierden un 30% de ventas por la llegada de un menor número de cruceros

Los comercios turísticos  miran cada día al mar. La llegada de cruceristas es vital para sus negocios. Este año, al menos por el momento, los cruceros llegan al puerto de Plma en un número menor que otros años, lo que hace que hasta la fecha hayan perdido un 30 por ciento de las ventas esperadas. A esta reducción de cruceristas  hay que sumar la competencia que ejercen sobre ellos los mercadillos que se instalan en diferentes plazas  y calles de Palma y que redunda en un menor flujo de visitantes hacia estos tradicionales comercios.

Agustín Linares, como presidente de  la Asociación de Comercios Turísticos de Palma  explica que “entre un 70% y un 80% de los turistas que acceden a nuestros comercios no es residente y un alto número de ellos proviene de los cruceros. La escala de cruceristas en tránsito ha disminuido este año por lo que las ventas han bajado, hasta la fecha, un 30%.

A esta reducción en el número de cruceristas que acceden a los comercios turísticos de Palma situados en la principales plazas y calles de la ciudad, hay que sumar, según Linares “la venta ambulante ilegal que nos afecta bastante y, sobre todo,  la presencia de mercadillos en lugares tan emblemáticos como plaça Mayor y el Passeig Sagrera”.

Estos mercadillos, autorizados por el Ayuntamiento de Palma,  están provocando una notable disminución en las ventas por lo que el presidente de los comercios turísticos ha solicitado a Cort “que  no autorice más mercadillos  o que los que permita lo hagan en otras zonas no tan turísticas. También le hemos pedido que  no amplíen los horarios de estos mercadillos”.

Las perspectivas de ventas para este verano son difíciles de evaluar, aunque según Linares “preferimos obrar con cautela a la hora de hablar de perspectivas de ventas. Julio y agosto suelen ser meses buenos para las ventas aunque, de momento, vamos a esperar a ver lo que sucede en los próximos meses”.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.