Son Reus imparte un curso sobre perros potencialmente peligrosos

El Centro Sanitario Municipal de Protección Animal de Son Reus ha impartido un curso, entre el 13 y el 15 de junio, sobre el comportamiento y la atención de perros potencialmente peligrosos. Ha tenido un total de cuatro horas de clase y ha sido impartido por veterinarios de Etovets.

Este curso organizado desde el Área de Ecología, Agricultura y Bienestar Animal del Ayuntamiento de Palma estaba dirigido al propio personal del centro, otros profesionales, miembros de entidades de protección animal y también a voluntarios.

Según han explicado desde Cort, este curso había sido demandado por las asociaciones de protección animal dada la problemática que existe con este tipo de perros. Su tenencia implica un permiso especial, aun así se producen muchos abandonos y renuncias por parte de los propietarios.

Además, aseguran que ha tenido muy buena acogida y han participado una veintena de personas. Está previsto otro curso el mes de julio más especializado, específico para veterinarios.

ppp

“La raza no determina la peligrosidad. El entorno social y la educación, sí”

Se le adora o se le teme. El pitbull es un perro siempre rodeado de polémica, pero quien lo conoce, lo describe como un perro noble, buen compañero de los niños, familiar y cariñoso.

“La raza no determina el carácter de un animal, como no lo hace de una persona y por lo tanto no puede determinar la peligrosidad. Dentro de una misma raza cada ejemplar tiene diferente genotipo, temperamento y por supuesto distinto carácter. Hay una serie de vectores hereditarios que influyen, pero ocurren en cualquier raza canina y en cualquier perro mestizo”, afirma la entrenadora Marta Puentes, y otros psicólogos especialistas en comportamiento animal.

“Lo importante es el dueño”

Según los expertos, los ataques de estos perros son excepcionales, más relacionados con la capacidad del dueño para educar al animal que con una naturaleza violenta de este. Puentes incide en la personalidad, la estabilidad emocional y la preparación del dueño. “Es imprescindible que un propietario acuda a un centro de garantía para aprender a educar al animal y lo que implica una tenencia responsable. El test es más para el dueño que para el perro”, dice.

La ley en España establece unos requisitos para tener perros considerados potencialmente peligrosos (PPP), como una licencia (el dueño debe presentar un certificado de sus condiciones físicas y psicológicas), llevar a los animales atados y con bozal, o contratar un seguro de responsabilidad civil a terceros no inferior a 120.000 euros, entre otras muchas cosas.

El tamaño ‘no importa’

El problema es la clasificación que hace de razas peligrosas. ¿Por qué se demonizan unas razas y no otras?… Puentes dice que “la Ley PPP es inútil, absurda e injusta. No responde a ningún criterio técnico. Hay perros pequeños que han mandado a urgencias a sus dueños con mordiscos que han necesitado puntos. Hablamos de caniches, chihuahuas, rateros mallorquines, pequineses…”.

En España, según el Real Decreto 287/2002 del 22 de marzo, las razas potencialmente peligrosas son: Pit Bull Terrier, Staffordshire Bull Terrier, American StaffodshireTerrier, Rottweiler, Dogo Argentino, Fila Brasileiro, Tosa Inu y Akita Inu.

Las infracciones administrativas en las que incurran los dueños de los perros también están multadas por ley con cantidades que van desde los 150 euros hasta más de 15.000 euros, en función de la gravedad de la misma.

 

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.