Los vecinos de la Seu denuncian que Cort incumple su propia ordenanza

Archivo

Aquí el que no corre, vuela. Mientras que los vecinos de la zona de la Catedral ven como el Ayuntamiento de Palma les reduce la posibilidad de aparcar debido a que se encuentran en zona Acire, observan con incredulidad que un alto número de taxistas aparcan tranquilamente a la espera de turistas, práctica que ellos consideran absolutamente ilegal.

Los vecinos se sienten discriminados y exigen que los taxistas no puedan aparcar, no solo porque lo prohíbe la ordenanza municipal sino porque, al mismo tiempo, dan una pésima imagen visual de la zona.

El presidente de la Asociación de Vecinos de la Zona Seu, Luis Clar, muestra su pesimismo por lo que está pasando al declarar que “en febrero del año pasado, el Ayuntamiento de Palma suprimió 26 plazas de aparcamiento en la calle Mirador situada en zona Acire y que los vecinos utilizaban para dejar sus vehículos. Se nos dijo que quitaban las plazas porque daban un impacto visual negativo. Posteriormente, un vecino de la zona impugnó el acuerdo de Cort por el cual se permitía a los taxis tour realizar una parada de espera a los clientes y, como medida cautelar, el juez dio la razón al vecino señalando que en esa zona nadie podía aparcar”.

“Ni caso le hacen al juez”

Lo cierto es que, pese a la medida cautelar del juez, los taxistas seguían aparcando, por lo que el magistrado dio un plazo de un mes a Cort para que no se aparcase en el Mirador por lo que como ya no se puede aparcar en esta zona, lo hacen donde les da la gana. Ahora estamos esperando a que salga la sentencia definitiva”.

Luis Clar añade que “la ordenanza de circulación dice claramente que no pueden aparcar taxis tour en las zonas Acire, por lo que entendemos que Cort está permitiendo que se incumpla la propia ordenanza”.

El presidente de la zona de la Seu añade que “según nos ha dicho el abogado de la persona que denunció los hechos, existe un informe técnico que informa desfavorablemente sobre la creación de paradas de taxi tour en zona Acire, pero por lo que se ve, aquí no pasa nada”.

“Un caos”

Además de esta presunta ilegalidad, Clar apunta a que “la presencia de tantos taxis en esta zona, está produciendo un impacto visual muy negativo, curiosamente cuando a nosotros se nos quitó las plazas justificándolo por el impacto visual negativo que generaban”.

Por último, Luis Clar señala que “entre la cantidad de taxis existentes y las galeras que se colocan aquí para captar clientes, la zona de la catedral ahora mismo es un caos”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.