Acotur lamenta que las administraciones públicas “se pasen la pelota” ante los desmanes existentes en la zonas turísticas

Los empresarios turísticos están que trinan. Los descontroles diarios que observan en zonas turísticas como la Playa de Palma y Magaluf no solo están empañando la imagen de Mallorca sino que, según denuncia Acotur “nadie hace nada pues todos los políticos se pasan la patata caliente”. La situación es la misma que el año pasado, sino peor y desde  esta asociación se insta a que, de una vez por todas, se tomen medidas eficaces y  que la administración pública no se limite a hacer promesas que posteriormente son incumplidas.

El presidente de la Asociación de Comerciantes y Empresas de Servicios Turísticos de Mallorca (ACOTUR), José Tirado, es taxativo al declarar que “esto es un querer y no poder. Cada nueva temporada tenemos los viejos problemas. Los gobiernos municipales de Palma, Calviá y Llucmajor se pasan el día echando balones fuera  y nosotros ya estamos cansados de vernos en una especie de frontón político. Cuando llegan las elecciones, todos tienen soluciones para acabar con los desmanes en las zonas turísticas, pero cuando alcanzan el poder, todo son todo excusas y balones fuera”.

Tirado subraya que “a todo esto, ahora hay que sumar otro problema añadido y que no es otro que la judicialización de Sant Ferran, es decir, debido a la actual situación de la Policía Local, muchos agentes están más pendientes de que si se van a ver implicados o no en problemas judiciales que en realizar su labor. Por ello, aunque son grandes profesionales, su trabajo está condicionado  por esta situación. Todo ello sin olvidar  el peloteo existente entre la Delegación del Gobierno y Cort a la hora de enviar refuerzos policiales a las zonas turísticas. Aquí no sólo faltan policías, sino medios para hacer frente a la delincuencia existente en estas zonas”.

Todas estas situaciones han generado, según el presidente de Acotur que “trileros, prostitutas y otros individuos campen a sus anchas y esto se haya convertido en un caldo de cultivo para la delincuencia organizada”.

Tirado  añade que “los políticos nos piden a los empresarios que no cometamos excesos y asumimos nuestra responsabilidad, pero  también hay que subrayar que la administración pública no tiene los deberes hechos y eso que cada año pasa lo mismo, lo que les debería servir de referencia para planificar adecuadamente la siguiente temporada turística”.

El presidente de Acotur concluye advirtiendo que “tenemos que seguir trabajando para cambiar esta dinámica porque no debemos olvidar que un gran número de turistas que ahora llegan a Mallorca son prestados de otros países que están atravesando dificultades debido a conflictos internos pero antes o después estos turistas volverán a estos destinos y entonces será tarde para ponernos las pilas”.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.