Los mosquitos se “comen” a los vecinos del Pla de Sant Jordi

Archivo

La plaga de mosquitos que asola a la barriada palmesana de Sant Jordi se está comiendo literalmente a los vecinos que se protegen al atardecer cuando los mosquitos salen en bandada de las acequias, charcas y humedale cercanos y arrasan toda la zona. Esta plaga también se extiende a otras poblaciones. La situción es de tal gravedad que incluso los chavales no pueden entrenar en el campo de fútbol debido a esta plaga que se alimenta y se multiplica especialmente por las altas temperaturas que se están registrando en estos últimos días.

El presidente de la Asociación de Vecinos del Pla de Sant Jordí, Lorenzo Salas, reconoce que es imposible pasear por la barriada a partir de la media tarde, destacando que “aunque el ayuntamiento está fumigando, se ha avisado a la Conselleria de Sanidad para buscar soluciones a esta plaga”.

Lorenzo Salas explica que “los mosquitos se protegen del fuerte sol en los campos, pero más o menos a partir de las 6 de la tarde y sobre todo con la puesta de sol, salen y se dispersan por toda la zona. Es inaguantable. Solo decir que los chavales no pueden ni entrenar en el campo de fúbol debido a la gran cantidad de mosquitos que hay en la zona”.

El presidente vecinal va más lejos al señalar que “cuando aparecen los mosquitos, no podemos ni estar en las terrazas tomando nada pues nos comen vivos”.

Salas subraya que la solución al problema “no se encuentra exclusivamente en la fumigación sino que habría que erradicar de raíz este problema y lo mejor es poner soluciones para eliminar las aguas estancadas existentes en los humedales situados en las cercanías de la depuradora”.

Tal y como preveían los vecinos, el intenso calor que está padeciendo Mallorca, combinado con las aguas estacandas son el mejor caldo de cultivo para la proliferación de los mosquitos en la zona, lo que impide a los vecinos descansar.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.