Jugando con fuego

Llega otro verano y vuelven los juegos con el fuego, con lo que va de semana hemos nos la hemos visto con dos fuegos de proporciones importantes cerca de casa, una fue la de Portugal y otro en Huelva cerca del parque natural de Doñana. Estos hechos no son elementos aislados ya que cada año recorren la geografía numerosos incendios, generalmente provocados por intereses económicos.

En el territorio estatal tenemos la famosa ley de montes que permite la reclasificación de territorios quemados, dejando parajes naturales a la especulación previo juego con el fuego por ello es necesario puntualizar lo siguiente:

  • Necesitamos modificar o derogar la actual ley de montes para que los incendios que son provocados para hacer negocio sean menos habituales.
  • Requerimos de mayor inversión en mantenimiento y vigilancia de espacios naturales, ya que el mantenimiento reduce la magnitud de los daños y la vigilancia el número de incendios.
  • Señalar que aunque en Baleares no hemos tenido ningún incendio grave van muchos años con miles de hectáreas quemadas, en zonas como el parque de levante de Mallorca o la sierra de Tramontana.
  • Incrementar las penas de cárcel por atentar contra el patrimonio natural.

Por tanto las administraciones deben salir a la ofensiva con este tema, la tierra no puede ser mercancía de nadie, no puede ser utilizada para intereses privados. Quizás este soñando pero sé que necesitamos del medio para poder vivir, para poder comer, para poder respirar y que por tanto no puede ser destruido para la reproducción de un sistema que no nos aporta más que miseria. El capitalismo nos necesita explotar, expoliar, quemar, a las clases populares y trabajadoras así como al territorio, por tanto salgamos a la ofensiva, no hay futuro sin tierra, no hay alternativa válida que no lo tenga en cuenta.

Su fortuna es nuestra tierra quemada, porque al final, la tierra es de quien la valla, pero el universo sólo es para quien lo pelea. Estemos a la altura de la historia, luchemos para que la codicia, la infamia no reduzcan nuestra vida a hectáreas de cenizas urbanizadas, ni a miles de personas rebuscando en la basura o haciendo cola para unos mendrugos de pan.

Juan José Martínez Riera, geógrafo y coordinador general d’Esquerra Unida de les Illes Balears.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.