Jaulas para controlar la población de serpientes

La Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca ha comenzado un proyecto de control de ofidios en Mallorca a través del cual ha repartido 230 trampas en una decena de municipios de la Isla, después de haber comprobado el éxito del proyecto en Ibiza y Formentera, donde empezó el año pasado.

Según explica en un comunicado, la iniciativa nació el pasado año, cuando se contrató a Foa Ambiental para llevar a cabo un estudio de densidad de serpientes en Mallorca, que ha determinado parte de la ubicación de las trampas.

Así, Capdepera, Calvià, Llubí, Maria de la Salut, Muro, sa Pobla, Sant Joan, Son Servera y, más recientemente, Artà disponen de entre seis y 42 trampas por municipio, que se han repartido a los ayuntamientos, a los parques naturales de s’Albufera y Llevant y a la Asociación Balear de Entidades de Caza.

Actualmente estas trampas han capturado 63 serpientes, y el Consorcio para la Recuperación de la Fauna de Baleares (Cofib) ha recogido seis a raíz de alertas de particulares, mientras que en todo el 2016 se cogieron 23.

Las jaulas son fabricadas por Aproscom, una fundación para las personas con discapacidad intelectual de Manacor y comarca, uniendo el tercer sector a la iniciativa ambiental.

El conseller de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, Vicenç Vidal, y la consellera de Servicios Sociales y Cooperación, Fina Santiago, han visitado este miércoles el taller donde se construyen las trampas y donde particulares pueden encargarlas.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.