Los vecinos de Son Gotleu denuncian represalias si acusan a delincuentes y okupas

Archivo

Los ánimos están muy caldeados en la barriada de  Son Gotleu. Los delincuentes y los okupas controlan y dominan el barrio por lo que muchos ciudadanos tienen miedo a salir a la calle y menos a denunciar la situación de inseguridad existente ya que, tal y como aseveran los vecinos, si denuncian, les amenazan.

Esta explosiva situación ha derivado en que un alto número  de edificios de la barriada estén llenos de okupas ilegales que tienen amedrentados a los vecinos sin que se atisbe ninguna solución pues, tal y como lamentan, la Policía Local es inexistente y la falta de vigilancia es latente.

El presidente de la Asociación de Vecinos de Orson Welles de Son Gotleu, Ginés Quiñonero, denuncia que “ con este ayuntamiento, estamos absolutamente abandonados. Este barrio no tienen futuro ya que está peor que nunca”.

Quiñonero justifica sus declaraciónes al señalar que “no existe ningún tipo de vigilancia, no se hace cumplir la ley a los negocios que están copando las calle y aceras y los delincuentes y okupas hacen los que les da la gana”.

En este punto, el presidente vecinal advierte que “los vecinos están hartos y, lo que es peor, tienen un miedo terrible a denunciar porque si denuncian posteriormente llegan las represalias”.

Otro de los problemas más acuciantes por los que atraviesa la barriada es la presencia de multitud de okupas que se han hecho literalmente con el barrio. Quiñonero resalta que “solo en la calle Tomás Rollan desde el número 56 hasta el número 82, en todos los edificios hay okupas; es más,  en el lugar donde  se ha declarado recientemente un incendio, en la casa de un senegalés, en este edificio hay 15 okupas”.

La situacion en la barriada de Son Gotleu es explosiva y no creen que con el nuevo alcalde,  vaya a cambiar mucho: ¿Para qué vamos a reunirnos con Toni Noguera si después hace lo que le da la gana, lo mismo que hacía José Hila?, se pregunta el presidente vecinal quien señala que la única solución “pasa por incrementar notablemente la vigilancia, que haya ley y orden. Este desastre lo ha provocado la propia desidia del Ayuntamiento de Palma”.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.