Balears termina el primer semestre alcanzando el máximo de déficit público permitido

Las Illes Balears han cerrado junio con un déficit no financiero de 167,58 millones. O, lo que es lo mismo, del 0,6 por ciento del PIB, el máximo permitido por el Estado.

Así lo ha explicado la consellera de Hisenda, Catalina Cladera, quien ha presentado este miércoles las principales cifras de ejecución presupuestaria de Baleares en el primer semestre. Y, lo ha hecho acompañada del director general de Presupuestos y Financiación, Joan Carrió.

En este sentido, ambos coinciden en su “satisfacción” porque se están cumpliendo “los compromisos políticos y sociales”. Por tanto, explican, las previsiones de cara al cumplimiento del déficit al finalizar el año son positivas.

Asimismo, Cladera reconoce que la deuda sigue siendo “elevada”. Algo que atribuye a la “infrafinanciación” de Baleares. Y, por lo que ha vuelto a reivindicar la condonación de parte de la deuda.

Además, la responsable balear de Hacienda ha pedido que, de alguna forma, la mejora de ingresos pueda ser trasladada al presupuesto para “trasladar” la mejora de la economía a los ciudadanos.

“TRANQUILIDAD” POR EL PERIODO DE PAGO A PROVEEDORES

Finalmente, en cuanto al periodo medio de pago a proveedores, Cladera ha destacado que lo están estabilizando. Y, desde hace un año, ha bajado hasta los 30 días. De modo que, Balears se aleja de la posible amenaza de medidas coercitivas marcadas por la ley de estabilidad.

Por ello, la consellera ha enviado un mensaje de “tranquilidad” al sector empresarial, autónomos y proveedores porque “se está pagando en tiempo y forma”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.