Cort habilitará una partida económica para la compra de chalecos antibalas para la Policía Local

El Ayuntamiento de Palma reconoce la inquietud existente  en la Policía Local por la falta de chalecos antibalas para todos los miembros que patrullan las calles, noticia que ayer adelantó Mallorca Confidencial, aunque, tal y como asegura la responsable de Seguridad Ciudadana, Angélica Pastor, “salvo las unidades de los GAP y de la UII, el resto de las unidades no tienen la obligación de llevar el chaleco antibalas”. No obstante, con el objetivo de  aumentar el número de chalecos antibalas, Cort cuenta con una  partida de 400.000 euros que irá destinada tanto a la renovación de pistolas como a la adquisicón de nuevas unidades de chalecos antibalas para la Policía Local.

La concejal de Seguridad Ciudadana, Angélica Pastor ha indicado que “actualmente las únicas unidades que tienen que estar dotadas de chalecos antibalas son  el Grupo de Atención Preventiva (GAP) y la Unidad de Intervención Inmediata (UII). Para el resto de las unidades integradas en la Policía Local no existe la obligación de que sus miembros tengan que estar dotados de chalecos”.

Sin embargo y con al objetivo de paliar este déficit, Angélica Pastor ha adelantado que “con 400.000 euros de la Ley de Capitalidad para la Policía Local  se tiene previsto renovar  las pistolas que algunas de ellas cuentan con más de 20 años de antiguedad y también se destinará una partida importante para la adquisición de chalecos antibalas.  No obstante, ante de que se produzca esta compra debemos sacar públicamente estos contratos. Los nuevos chalecos antibalas, una vez estén en  nuestro poder serán asignados en función de las necesidades”.

La edil de Seguridad Ciudadana reconoce que, a todos aquellos policias que por su propia cuenta ya hayan adquirido chalecos antibalas abonándolos de su propio bolsillo “va a ser jurídicamente bastante complicado devolverles el dinero. Es una medida que tenemos que estudiar”.

Como se recordará, este martes un miembro de la Sección Sindical de UGT en la Policía Local informó a este digital que casi un centenar de policias locales habían pagado de su propio bolsillo la compra de chalecos antibalas, elementos de protección que tienen un coste por unidad superior a los 600 euros.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.