Cinco disparos por pedirle la documentación

El hombre que este jueves ha tiroteado a dos policías locales de Gavà ha efectuado cinco disparos contra los agentes cuando estos lo han parado para pedirle la documentación, después de que la policía local fuera alertada de la presencia de un individuo sospechoso por el polígono empresarial ubicado entre Gavà y Castelldefels.

En declaraciones a los medios, la alcaldesa de Gavà, Raquel Sánchez, ha explicado que la policía local ha recibido una llamada de una empresa alertando de que hacía horas que un hombre moreno y con barba se movía por la zona con actitud sospechosa, motivo por el cual se ha desplazado allí una patrulla con dos agentes. Los policías han interceptado al individuo en las inmediaciones del tanatorio de Gavà, situado entre las calles Camí Ral e Isaac Peral, y le han pedido que se identificara, momento en el que el individuo ha sacado un arma de una bolsa y ha disparado a uno de los policías.

El agente que estaba al volante del vehículo ha reaccionado y ha dado marcha atrás, momento en el que el individuo le ha disparado, hiriéndole en la mandíbula. En el lugar de los hechos se han encontrado cinco disparos de bala, todos correspondientes al arma del agresor, según ha explicado la alcaldesa.

“Ahora nuestra prioridad absoluta es que los dos agentes se recuperen y quiero mandar mi total apoyo a su familia”, ha dicho Sánchez. La alcaldesa ha explicado que por las informaciones actuales, parece ser que este suceso no tiene ningún tipo de relación con un atentado terrorista.

Dos ataques que pueden estar relacionados

Los Mossos d’Esquadra investigan la relación del ataque a dos policías locales de Gavà (Barcelona) cerca del tanatorio del municipio con la muerte de un hombre de 63 años el pasado lunes en Miami-Platja (Tarragona), del que se estaba haciendo el velatorio en ese recinto este mismo jueves, y con otro crimen que tuvo lugar en Vilanova i la Geltrú (Barcelona).

En rueda de prensa, el portavoz de los Mossos d’Esquadra, el inspector Albert Oliva, ha explicado que está “en investigación” si este crimen y el de Vilanova i la Geltrú (Barcelona) de la semana pasada en un bar pueden tener algún vínculo con este incidente, aunque ha puntualizado que son dos casos bajo secreto de sumario.

El inspector ha informado que el detenido es un español de 44 años sin antecedentes policiales y que llevaba una réplica de AK-47, y ha reiterado que se desvincula este episodio de un ataque terrorista.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.