El FinTech ha llegado para cambiarnos la vida

PwC UK

La era de las nuevas tecnologías ha revolucionado nuestro día a día. Ya no concebimos una rutina diaria sin consultar internet ni estar pegados a nuestro móvil. Esta hiperconexión ha cambiado la forma de relacionarnos y, también, de cómo llevamos a cabo tareas tan mundanas como, por ejemplo, ir al banco.

Y es que el sector de las finanzas se está fusionando con el mundo de internet y la tecnología, dando paso al FinTech, que ha llegado a nuestras vidas para quedarse. Porque, ¿quién no prefiere consultar el saldo de sus cuentas o, incluso, pedir un préstamo desde su dispositivo móvil a cualquier hora y desde cualquier lugar? Seguro que muchos habéis pensado, si aún no lo conocíais, que esto sí que es una revolución.

Muchas empresas del sector financiero con la crisis económica del 2008 encontraron la oportunidad de negocio y, así, se han ido posicionando en este nuevo mundo. Un caso de mucho éxito es el de ID Finance, una start up de dos jóvenes treintañeros rusos que crearon con dinero propio en 2012.

Tras su creación, se expandieron rápidamente por Rusia, Bielorrusia, España, Polonia y Latinoamérica, con un total de 50.000 nuevos préstamos al mes a través de su servicio de créditos online MoneyMan.

El problema de acceso a financiación, por desgracia, es algo que viven muchas personas en sus propias carnes. Por ello, desde ID Finance se apuesta por el futuro y las nuevas tecnologías. El acceso a un minicrédito es muy sencillo si se dispone de conexión a internet, y consiguen satisfacer las necesidades ocasionales de financiación a particulares de manera inmediata, con un modelo 24/7.

Para ello, utilizan un sofisticado sistema que basa la toma de decisiones en un modelo de big data scoring permitiendo agilizar el proceso, sin papeleos ni colas de espera de tal forma que, los nuevos clientes, pueden conseguir hasta 300 euros en 15 minutos y los antiguos clientes tienen la opción de ampliación de crédito hasta los 1.200 euros.

Sí, todo muy fácil pero seguro que los más avispados ya pensáis que seguro que debe haber algún tipo de trampa como, por ejemplo, tipos de interés elevados. Pero, desde MoneyMan aseguran que, financiar un imprevisto con una tarjeta de crédito y tener que afrontar una penalización por un descubierto en cuenta acaba saliendo más caro que un micropréstamo.

A pesar de que los microcréditos que ofrecen no son una fuente recurrente de financiación, cada día son más los clientes que confían en MoneyMan y repiten a la hora de solicitar financiación cuando les surge un imprevisto, a través de su página web o bien de su aplicación móvil.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.