Santa Pagesa pide la creación de Islas Verdes para aliviar la saturación de vehículos en la zona

La barriada de Santa Pagesa ha experimentado en los últimos años un despegue vertiginoso en cuanto a población, infraestructuras y servicios turísticos complementarios. Este avance también ha traído consigo algunas consecuencias negativas para los vecinos, en especial en relación con la enorme saturación de vehículos que se las ven y se las desean para poder aparcar, pese a la existencia de dos aparcamientos municipales en las cercanías que siempre están llenos. Los vecinos desean que la barriada sea más transitable y más accesible por lo que han solicitado al Ayuntamiento de Palma poder esponjar varias calles para dotarlas de isletas que contribuyan a que los vecinos puedan pasear sin  la presión de los vehículos.

El presidente de la Asociación de Vecinos de Santa Pagesa, Miguel Angel Barceló, explica que “la barriada es una zona muy poblada por lo que debe existir una cierta regulación en varias áreas. Hasta la fecha hemos logrado que el Ayuntamiento de Palma implante una moratoria en cuanto a la instalación de bares y restaurantes hasta que haya una regulación definitiva. No estamos en contra de estos negocios pero existen determinadas zonas concretas donde hay una gran saturación de terrazas y esto afecta al vecindario”.

No obstante, el mayor de los problemas a los que se enfrentan los vecinos de esta barriada es la saturación de vehículos. Por ello y para aliviar esta presión, los vecinos han propuesto al consistorio palmesano esponjar determinadas zonas, es decir, en boca de Miguel Ángel Barceló “crear Islas Verdes en todos los cruces de las calles del barrio”.

Estas Islas Verdes, a juicio del presidente vecinal, “consistirían en ampliar las aceras en todos los cruces donde suelen aparcar los vehículos e instalar en estos cruces árboles, bancos o maceteros. Con ello se conseguiría reducir la presión que tienen los vecinos a la hora de cruzar de una calle a otra”.

Además de estas demandas, los vecinos también apuestan por incrementar  el mantenimiento de la barriada y la limpieza en la zona “pues en estos momentos, por la calle Blanquerna pasan una media de unas 9.000 personas diariamente y esto genera una fuerte presión tanto en cuanto al ruido como al incremento de las basuras, a lo que hay que sumar que seguimos esperando la definitiva regulación de las terrazas”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.