Los constructores advierten a Cort sobre la inseguridad jurídica que generan las moratorias

Carrer Apuntadors

La actuación unilateral de algunos ayuntamientos a la hora de imponer determinadas moratorias está generado una fuerte inseguridad jurídica dentro del sector de la construcción que se podría traducir en un incremento del desempleo y una sensación de incertidumbre en un sector que estaba remontando el vuelo y recuperándose tras haber atravesado en los últimos años una fuerte crisis.

La decisión del Ayuntamiento de Palma de aprobar una moratoria a la concesión de licencias para establecimientos turísticos en determinadas zonas de la capital ha cogido por sorpresa a los constructores de Baleares que observan con asombro la decisión unilaterial del consistorio palmesano. La directora general de la Asociación de Constructores de Baleares, Sandra Verger, subraya a este respecto que “los constructores siempre nos hemos posicionado en contra de cualquier moratoria ya que las mismas lo único que hacen es generar inseguridad jurídica por lo que en vez de moratorias lo que hay que hacer es una normativa que sea estable. Con esta moratoria se puede generar  una  clara situación de inseguridad jurídica ya que cualquier persona o grupo que haya realizado una inversión para adquirir un local o  desarrollar un uso turístico, si se implanta una moratoria, el perjuicio para el inversor es muy considerable”.

“Es evidente que al sector de la construcción esta moratoria municipal le perjudica, más si tenemos en consideración que el sector se estaba reactivando después de varios años de crisis. Ahora que salíamos de la crisis, nos viene esto”, señala Sandra Verger.

En cuanto a la pérdida de puestos de trabajo en el sector, Sandra Verger reconoce que “la reducción de puestos de trabajo no solo va a llegar por la moratoria, sino también  por otros motivos como puedan ser la ordenanza de ruidos y que el próximo día 20 de agosto finaliza el plazo para que se aprueben los proyectos que permitirán dotar de alcantarillado a suelos urbanos. Este plazo afecta a unos 15 municipios de Mallorca y también al de Palma”.

Ante esta situación, la Asociación de Constructores se reunirá los próximos días para analizar la situación y las consecuencias de esta moratoria  aunque, según la directora general de la asociación “creemos que en los próximos meses nos vamos a encontrar más restricciones de este tipo por lo que a través de nuestra representante en el Consell de Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Palma, vamos a expresar nuestra disconformidad señalando la inseguridad jurídica que genera este tipo de actuaciones”.

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.