Moragues: “Es una barbaridad que no haya ningún Policía Local en Son Sant Joan”

En el aeropuerto de Palma de Mallorca los problemas crecen como los conejos. El caos y las quejas y demandas de los usuarios y de los profesionales de los distintos sectores que trabajan en Son Sant Joan convierten a este aeropuerto -uno de los más transitados-, en un cúmulo diario de problemas. Los taxistas, que habían logrado mediante interminables reuniornes que la Conselleria de Territori, Energia y Mobilitat  dotase  de inspectores al aeropuerto para así poder controlar los taxis  y autobuses piratas, se quejan de que éstos casi no aparecen. Y por si fuera poco, la enconada lucha que mantienen el Ayuntamiento de Palma con Aena  para que el aeropuerto disponga de 30 minutos libres para aparcar ha generado que la presencia policial en esta zona sea nula.

El presidente de la Asociación de Autónomos del Taxi, Biel Moragues, vuelve a la carga al denunciar que “una vez más tenemos que denunciar  que los inspectores rara vez aparecen por el aeropuerto. Esto está provocando que seamos los propios taxistas los que tengamos que estar vigilantes para que los taxis y autobuses piratas  no capten nuevos clientes. Desde la Conselleria nos han dicho que tienen que coordinar todos los inspectores entre las diferentes islas pero, de ser cierto, esto no es lo acordado ya que en la última reunión sobre el intrusismo se acordó que la inspección en el aeropuerto de Palma tendría que ser diaria y esto no es así”.

Moragues reconoce que esta falta de inspectores anima a las empresas ilegales a acercarse al aeropuerto “y prueba de ello es que continúan viniendo furgonetas que incluso no tienen siquiera la tarjeta de transportes”.

El presidente de la asociación no sale de su asombro ante la nula presencia de la Policía Local en el aeropuerto. En este punto señala que “es inconcebible y una auténtica barbaridad que en un aeropuerto como el de son San Joan con tanta gente entrando y saliendo y donde hay una media de 500 taxis trabajando, no haya agentes de la Policía Local que controlen todo esto y  eviten problemas de orden público. Es absurda esta situación generada por las diferencias entre el Ayuntamiento  de Palma y Aena por la gratuidad del aparcamiento”.

Moragues concluye  señalando que, tras las las medidas adoptadas “podemos sentirnos satisfechos aunque la falta de inspectores y el hecho de que no exista ningún agente de la Policía Local para controlar todo esto, lo consideramos absolutamente absurdo y un sinsentido total”.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.