“Cara libro” todas las opiniones cuentan

Quien expresa su opinión correctamente merece toda la atención de quienes la leen, la forma de expresarla o comentar la ajena ya es otra cosa. Me gusta entrar en “cara libro”, de hecho tengo un perfil y administro algunas páginas, buenas o malas, esto ya lo determinan los seguidores en cada momento y según lo que comparto y publico.

Algunas veces, me atrevo hacer algún seudo experimento sociológico, mediante alguna publicación más o menos incorrecta y según la ideología del lector sus resultados son absolutamente sorprendentes, a pesar de que los experimentos realizados, carecen de una base científica  previa y pueden denostarme su forma, pero no sus resultados.

Cara Libro, es quizás el invento más parecido a un confesionario o a un sicólogo on-line además de ser un arma de destrucción mental masiva  y social, según quien y como se use, y la palestra política perfecta para determinados grupos, el entretenimiento de muchos y ventana indiscreta para otros, cobijo de identidades falsas mal intencionadas y tablón de frases y pensamientos lapidarios amén de otras más cosas, algunas inconfesables, que se esconden, o no tanto, como lado oscuro de la aplicación.

Los temas de siempre son tabús, religión, política, futbol y nacionalismos se llevan la palma en discusiones y otros les van a la zaga.

Evidentemente todas las opiniones y comentarios en “Cara Libro” cuentan para bien y para mal. Para bien si son opiniones limpias y constructivas, serias y razonadas, dialogantes y congruentes y para mal si las opiniones que se expresan con identidad falsa o real, son insolidarias, hirientes, intransigentes, xenófobas, homófonas, ordinarias, blasfemas e insultantes y con toda clase de adjetivos perversos que algunas de ellas se merecen.

Dicho esto porqué  quienes en Cara Libro, usan estas malas expresiones desde irreverentes a intolerantes con perfil real o fingido, se retratan a sí mismos y esto es bueno para conocer la catadura moral, social y humana de nuestros interlocutores en este medio virtual y cribarlos, por su educación insana y malévola o simplemente por no tenerla.

Hay muchas frases, hechas la mayoría, y palabras que usan estos individuos, diría que rondando la alienación, son fruto únicamente de su escasa formación social y humanística pero desgraciada y lamentablemente es lo que más abunda en la red, todos tenemos la obligación de denunciar excesos.

A pesar de ello, Cara Libro, es un buen instrumento y creo que asomarnos a él con  ideas, convicciones  seriedad y recibir comentarios, vengan de quien vengan, es aprender  y todas las opiniones cuentan, las exprese el más pulcro de habla o el de más insolente verborrea.

Por ello no hagamos malo, aquello que en si puede ser bueno.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.