El misterio del Rolex desaparecido

Archivo

La Policía Local de Palma ha informado de la detención el pasado 14 de julio del ciudadano marroquí, Reduane, B.  por un delito de amenazas daños y lesiones en un bar situado en la calle Manacor.

Los agentes policiales, una vez se personaron en el bar, se encontraron con el detenido muy alterado y  con la mano ensangrentada, así como con diversas rozaduras y pequeñas lesiones en otras partes del cuerpo. Al preguntarle por lo sucedido, el marroquí explicó que tres colombianos que se hallaban en el interior del bar le habían propinado una paliza y le habían robado un reloj de la marca rolex, regalo de un familiar y que, además,  los colombianos eran traficantes de droga.

La versión del ciudadano marroquí choca con la de los que se encontraban en el interior del bar pues una de ellas, de nacionalidad colombiana, señala que se encontraba en el bar comiendo y sin mediar palabra el ciudadano marroquí la ha cogido del cuello, tirado el plato de comida encima, la ha empujado y empezado a dar patadas.

Según su versión, los que se encontraban dentro del bar han sacado al ciudadano marroquí a la calle y en la vía, éste  ha roto el cristal del bar y les ha amenazado de muerte. Los ciudadanos colombianos aseguran que al entrar en el bar, el detenido no llevaba ningún reloj rólex.

El ciudadano marroquí, visiblemente alterado, ha empezado a insultar a los agentes de policía y tras ser trasladado a Son Pizà para que le curasen las heridas, también ha proferido insultos contra el personal médico.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.