¿Turismofobia?

Temor intenso e irracional, de carácter enfermizo, hacia una persona, una cosa o una situación.

Odio o antipatía intensos por alguien o algo. Estas son las dos definiciones que me han aparecido de entrada en Google cuando he buscado la palabra fobia.

La verdad es que desconozco quien o quienes han impreso el término turismofobia pero la verdad es que asusta con todas sus letras. En las últimas semanas este termino se está repitiendo hasta la saciedad y más aún ahora alimentado por un debate que ha llegado a las televisiones nacionales. Lo lamentable de todo es que para hablar de saturación turística, de techos y de una regulación efectiva hayan tenido que aparecer en escena cuatro imberbes a cometer actos vandálicos y a hacer aflorar una más que preocupante violencia a través de conatos de debemos condenar y atajar para que no vayan a mas.

En nuestra tierra somos poco dados a afrontar los problemas desde el ‘seny’ y la mesura. Todo lo descubrimos de verdad cuando ‘ens vessa’, cuando a veces, parece que ya no hay remedio ni vuelta atrás.

En Mallorca lo que necesitamos son medidas contundentes pero que solucionen los problemas que padecemos y que nadie hasta el momento ha querido afrontar. Necesitamos llegar a un equilibrio entre el crecimiento económico y la preservación de nuestra sociedad.

Tenemos saturación en comercio. Pues pongamos techos a través de una regulación más estricta a los grandes operadores que hagan inviable nuevas grandes superficies. No es demasiado complicado.

Tenemos saturación turística. Pues regulemos adecuadamente el alojamiento empezando por el alquiler vacacional pero sin prohibir directamente. Hagamos que todo el mundo tenga que tributar, que tenga que cumplir unas normas estrictas.

Tenemos turismo de borrachera. Pues luchemos con los turoperadores para que no llegue este visitante. No lo queremos. Luchemos para ofrecer una oferta de restauración y ocio diferente.

Es evidente que hay que tomar medidas pero ojo. No nos pasemos de frenada por que al fin y al cabo todos, directa e indirectamente vivimos del turismo. Esta es nuestra industria, no la quememos.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.