Satse cuantifica en 1.500 el número de enfermeros que hacen falta en Balears

Archivo

El sector de la enfermería de Baleares continúa revuelto, especialmente por el decreto de imposición del catalán que hace prácticamente imposible que muchos de los enfermeros que se necesitan en las islas puedan tener los suficientes conocimientos de catalán en el momento requerido por la administración. Por ello, el sindicato de enfermería pide que se amplíe o quede en “stand by” el plazo dado para que los enfermeros puedan completar los cursos de formación de catalán requeridos. Por otra parte, se ha abierto una segunda bolsa de trabajo ya que la primera se agotó.

La Secretaria de Organización del Sindicato de Enfermería (SATSE), Litha Otero, explica que “la bolsa de trabajo que se puso en un principio se agotó y se sacó un listado subsidiario que es una lista de enfermeros que se apuntaron posteriormente a esta bolsa. En este nuevo listado subsidiario se valora la nota académica por lo que cuando se llama a una de estas personas que se encuentra en esta lista tiene que demostrar que cumple los requisitos que se necesitan para trabajar. En este listado se han apuntado unas 2.000 personas y ya se han contratado a bastantes de ellas”.

Litha Otero indica que tras este segundo listado “la situación ante la falta de enfermeros se ha normalizado pero lo que nos preocupa es que no se ha regularizado la situación por lo que seguimos reclamando la necesidad de que se convoque el concurso oposición y que los contratos no sean inferiores a los seis meses ya que hay muchas personas que llegan desde la península y hay que ofrecerles un contrato que valga la pena para que se queden. En la actualidad, creemos que todavía hacen falta unos 1.500 enfermeros entre todos los hospitales de Baleares. El hospital que sufre una mayor carencia de estos sanitarios es el de Menorca ya que por la características geográficas de la isla, los enfermeros se lo piensan a la hora de ir a trabajar allí”.

Otro de los escollos a los que hace referencia SATSE es el de la imposición del decreto de catalán, decreto que imponía a los enfermeros el conocimiento de este idioma para trabajar. En este punto, Litha Otero indica que “en el decreto se exigía para algunos el nivel B2 de catalán y en la bolsa de trabajo de 5.000 personas, poco más de 1.500 enfermeros tenían los conocimientos de catalán a este nivel o superior. Por todo ello hemos solicitado al Govern que amplíe el periodo de exención para que muchos sanitarios que no tienen los suficientes conocimientos de catalán puedan realizar los cursos de formación exigibles para acceder al puesto de trabajo. Con ello no queremos decir que se elimine sino que mientras se necesiten sanitarios el decreto se queden en stand by”.

“Por último, -subraya la Secretaria de Organización de SATSE-, exigimos la inminente convocatoria de las oposiciones aunque al ser a nivel estatal no serán muchas las plazas. Posteriormente, el próximo año habrá otra convocatoria de oposiciones en la que se van a ofertar entre 800 y 1.000 plazas”.

1 Comentario

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.