La falta de viviendas sociales obliga a ocupar casas vacías, según la PAH

Aarchivo

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca carga contra todos. Acusa a los organismos públicos de no hacer lo suficiente para dotar a los afectados de un mayor número de viviendas sociales y, por otra parte, culpa a las entidades financieras de no sacar al mercado los miles de pisos que tienen vacíos y ponerlos a precios asequibles tanto en venta como en alquiler. La plataforma destaca que al problema de la escasez de viviendas y la imposibilidad de comprarlas por sus desorbitantes precios, se le ha sumado las miles de familias de buena fe que se ven obligadas a ocupar pisos a causa del brutal incremento de los alquileres donde antes residían.

Angela Pons, portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) lamenta “la poca dedicación de los organismos públicos por solucionar el problema de la vivienda, lo que ha provocado que continúen aumentando los desahucios y que muchas personas de buena fe hayan tenido que ocupar una vivienda vacía al no poder pagar el alquiler. Ha habido dejadez por parte de todos los partidos políticos ya que el problema de la vivienda se viene arrastrando desde hace seis años”.

La portavoz de la PAH añade que “llevamos más de 15 años sin viviendas sociales, no se ha movido prácticamente un dedo para construir viviendas sociales y ahora que, al parecer, los políticos se han puesto a trabajar en este tema resulta que hacen una ley que nos es más que un cúmulo de buenas intenciones ya que la misma no obliga a nada. Lo cierto es que no se actúa con contundencia en este asunto”.

Angela Pons apunta que “tanto las familias desahuciadas por no poder seguir pagando la casa en la que habitaban desde años como los que han tenido que abandonar la casa que tenían en alquiler por el incremento de la cuota mensual, se han visto en la obigación de ocupar viviendas vacías al no existir la posibilidad de acceder a una vivienda social. No hay viviendas sociales porque no se han tomado las medidas adecuadas. Nos encontramos actualmente con que hay miles de viviendas en manos de grandes tenedores, especialmente de entidades financieras, viviendas que llevan años sin venderse y donde nadie obliga a estas entidades a sacarlas al mercado a precios asequibles. Por desgracia, las instituciones públicas no hacen nada por obligar a las entidades. Lo que está claro es que en estos momentos los ciudadanos están abandonados y sin ninguna perspectiva de conseguir viviendas”.

Angela Pons señala que en lo que va de año han logrado parar unos 60 desahucioss aunque lo que realmente se debería hacer, según señala Angela Pons “es llegar a acuerdos con las entidades financieras para que las personas que ocupen una de las viviendas propiedad de los bancos puedan acceder a las mismas mediante la fórmula de alquiler social”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.