Denuncian que en octubre no habrá viviendas para alojar a las 15 familias de Son Banya

El próximo 5 de octubre finaliza el plazo otorgado por el juez para que el Ayuntamiento de Palma proceda al desalojo de  45 familias que habitan en Son Banya, de las que 15 no tienen dónde alojarse, por lo que han de recibir ayuda habitacional por parte del consistorio palmesano.  En el supuesto  de que el juez no acepte la prórroga solicitada por Cort, se deberán buscar unas viviendas adecuadas a estas familias, situación que presenta complicada ya que, según señalan desde el grupo municipal del PP, hasta la fecha no se ha hecho nada pues ni se ha solicitado el concurso de licitación para el derribo de las viviendas existentes en el poblado chabolista y mucho menos cuentan con suficiente número de viviendas para alojar a estas familias.

La exigencia judicial de desalojo ha pillado  si hacer los deberes al Ayuntamiento de Palma. Al menos así lo considera el grupo municipal del PP. El responsable de Bienestar Social del PP en Cort, Guillermo Sánchez, explica que “nuestro grupo no está en contra de que se proceda al desalojo de estas familias, pero lo que tenemos claro es que, a poco más de un mes de que finalice el plazo exigido por el juez,  es absolutamente imposible que en este plazo se dispongan de suficientes viviendas para estas familias y por ello han solicitado una prórroga”.

Sánchez añade  que “hace un año que la judicatura ya solicitó el desalojo de las viviendas y desde entonces no han hecho nada; es más, la regidora de Bienestar y Derechos Sociales, Mercedes Borrás, nos ha asegurado que llevan trabajando en este tema desde principios del 2017. Entonces ¿qué han hecho durante todo este tiempo?”

“Para más inri, -añade  Guillermo Sánchez-, una vez se desaloje a estas familias, Cort tiene la obligación de derribar estas chabolas ya que si no, volverán a entrar. Y hasta la fecha todavía no se ha procedido a esta licitación. Lo único cierto es que si no hay prórroga por parte del juez, el 5 de octubre no tendrán licitadas las obras de demolición de las viviendas ni el número de inmuebles necesarios alojar a estas familias”.

Por último el responsable de Bienestar Social del PP de Palma llama la atención sobre el hecho de que “en septiembre,  según nos  ha asegurado la regidora de Bienestar Social,  iniciarán conversaciones con estas familias para conocer las necesidades de las mismas y poder así alojarlas en viviendas  adecuadas y nos tememos que dada la improvisación de este equipo de gobierno municipal, habrá familias que se enteren de que el 5 de octubre se tienen que ir de Son Banya”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.