Juana Rivas lleva desde el jueves sin poder hablar con sus hijos

EUROPA PRESS

El caso de Juana Rivas sigue conmocionando a España. La madre coraje de Granada lleva casi una semana sin poder hablar con sus hijos, de 11 y 3 años. Concretamente, desde que entregara a sus hijos al padre, Francesco Arcuri, quien fue condenado por malos tratos en 2009.

Por eso, los abogados de Juana han pedido en Italia un procedimiento de “inaudita parte”. O, lo que es lo mismo, una medida cautelar para que se pueda establecer una comunicación “inmediata”. Y, con carácter de urgencia por videoconferencia.

En este sentido, se ha levantado acta notarial de “los intentos de llamadas” y de comunicación a través de Whatsapp de Juana y su familia para contactar con los menores y se ha pedido esta medida cautelar en Italia para garantizar un “comunicación plena y diaria”.

ARCURI, CONDENADO POR MALOS TRATOS EN 2009, HA CONSEGUIDO LLEVARSE A SUS HIJOS A ITALIA

La condena por maltrato de Arcuri es el punto clave de esta historia. Y es que, pese a que retomaron la relación, en 2016 Juana puso punto y final a su historia con este italiano, huyendo con sus hijos a España, según ella ha declarado, con el propósito de obtener la custodia y poder proteger así a los pequeños.

Pero, Arcuri, ha acudido a los tribunales y estos han dictado que los niños deben volver a Italia. Dándole, de momento, la razón. Y, él, que llevaba un año sin ver a los niños, insiste en ofrecer, a quien fuese su mujer, la custodia compartida en Italia, una vez solucione ella sus problemas judiciales.

JUANA SE DECLARA “INOCENTE” PESE A SEGUIR INVESTIGADA POR SUPUESTA SUSTRACCIÓN DE MENORES

Problemas que Juana acarrea por desaparecer durante tres semanas con los niños por, según insite, tratar de protegerles. Y, que hacen referencia a una supuesta desobediencia judicial y sustracción de menores. Algo que la ha llevado esta mañana a declarar ante la titular del Juzgado de Instrucción 2 de Granada.

Durante la declaración, los abogados han tratado de que pudiera describir las “situaciones de violencia” que han sufrido ella y sus hijos presuntamente a manos de su expareja. Sin embargo, la jueza le ha pedido que se ciñera a lo que se investiga. Y, eso ha provocado críticas de la defensa, que considera que genera a Juana “indefensión”.

En todo caso, la Fiscalía no ha solicitado ninguna medida cautelar. Y, la titular del Juzgado de Instrucción 2 de Granada no ha tomado ninguna nueva decisión hasta el momento tras la declaración de Rivas. De este modo, el procedimiento continúa su curso y ella sigue estando investigada por la supuesta sustracción de los menores.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.