El Constitucional prohíbe el desafío soberanista

El Pleno del Tribunal Constitucional (TC) ha comenzado a estudiar poco antes de las ocho de esta tarde de jueves los cuatro recursos presentados por el Gobierno contra la ley y el decreto de convocatoria de referéndum de autodeterminación para el próximo 1 de octubre que aprobaron anoche el Parlamento y el Gobierno de Cataluña.

La admisión a trámite conllevará la suspensión cautelar de la vigencia de dichos acuerdos, que quedan automáticamente anulados de forma provisional durante los próximos cinco meses y no podrán desarrollarse dentro de la legalidad.

El tribunal se ha reunido con carácter de urgencia para estudiar estos acuerdos tras haber admitido, tan sólo unas horas antes, la tramitación del incidente de ejecución contra las resoluciones parlamentarias que permitieron este miércoles el debate y aprobación de la ley que regulará la consulta independentista.

Contra-reloj

En concreto, el tribunal de garantías estudia un recurso de inconstitucionalidad contra la ley del referéndum y las impugnaciones argumentadas por la Abogacía del Estado contra el decreto de convocatoria del 1-O, el que contiene las normas complementarias para organizarlo y contra el acuerdo del Parlamento catalán que nombra una Sindicatura Electoral, equivalente a la Junta Electoral Central.

Además, los magistrados tienen sobre la mesa, igualmente como ampliación del orden del día de su sesión de este jueves, un segundo incidente de ejecución, éste último presentado contra la admisión a trámite en el legislativo catalán de la ley de desconexión y contra todos los actos que se deriven.

Es el mismo paso que ya dio ayer contra la ley del referéndum, con el que se reclama al Tribunal Constitucional que declare nula toda la tramitación de la norma.

Además, los jueces ordenan por unanimidad advertir personalmente a todo el Govern y a los 947 alcaldes de Cataluña que “su deber es impedir su celebración” o se podrán exigir responsabilidades penales.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.