Desbandada en Esquerra Unida de Balears por el “conflicto interno”

Juanjo Martínez, EUIB| Imagen: Archivo

El “conflicto interno” que existe en Esquerra Unida de Balears desde hace dos años con la dirección balear ha desembocado en el abandono de unos 200 militantes y cargos públicos del partido, aproximadamente el 80% de la organización insular de Mallorca.

Así, la ex coordinadora de EU-Palma, Maribel Alcázar, ha explicado que se había creado un clima de “discrepancia y confrontación permanente” y considera que “lo ideal hubiera sido arreglar la situación dentro del partido”.

Con ello, acusan a la dirección y al coordinador, Juanjo Martínez, de haber “roto unilateralmente” el acuerdo de convocar “una asamblea extraordinaria con todas las garantías, como demandaba la mayoría de la afiliación balear”.

Los militantes que se marchan de la formación política han avanzado que en los próximos meses determinarán el formato con el que quieren seguir trabajando en política “desde la izquierda alternativa y ecologista”.

De momento los ex integrantes no están planteándose “unirse a otro partido o crear otro” y han explicado que tampoco sería “descartable” volver al partido”. “Todo depende de cómo deriven las cosas”, ya que “todavía” no se ha hablado de estos temas.

DIRIGENTES Y FUNDADORES

Entre ellos se encuentran dirigentes históricos y fundadores de Esquerra Unida como Paco Caro, Mariano Izquierdo, Germán Terrón, Manuel Rodríguez Mota, María Montes de Oca, así como concejales y tenientes alcaldes, coordinadores de asambleas locales y candidatos a las alcaldías en sus respectivos municipios.

Además, también se han marchado los anteriores responsables orgánicos de EUIB, Antonio Picazo, María Antigua Jiménez y los ex coordinadores Maribel Alcázar (Palma), Nacho Martín (Mallorca) y Manel Carmona (Balears).

Tras el abandono, explican que la dirección coordinada por Martínez “ha secuestrado la democracia interna”, al imposibilitar el desarrollo de primarias, “impidiendo el debate en el seno de la organización, reprimiendo la pluralidad, persiguiendo la diferencia y llevando a cabo una cruzada contra cargos públicos y dirigentes de la organización que sostenían las tesis de convergencia sociopolíticas”.

Por esto, consideran que se ha dañado “de forma irremisible” la convivencia interna y que se ha llevado a EUIB a una situación “no solo de marginalidad, si no de alejamiento de lo que históricamente han sido sus valores y señas de identidad”.

No obstante, las personas que abandonan EUIB han reafirmado sus “firmes convicciones” de seguir en la lucha y compromiso político desde los valores y diversas tradiciones ideológicas de izquierda de las que provienen.

Además, han anunciado que en los próximos meses la mayoría de militantes que marchan de EUIB, determinarán “el formato con el que quieren seguir trabajando desde la izquierda alternativa y ecologista insular junto a otras organizaciones sociales y políticas”.

 

 

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.