Abdón Prats lidera a un Mallorca que se consolida en lo alto de la tabla

El Real Mallorca tiene un problema con el gol. Aún hoy, después de haber ganado gracias a tres goles -dos de Prats y uno de Salva Sevilla- al Saguntino (3-2), los isleños deberán hacerse mirar la puntería si quieren mantenerse en lo más alto de la clasificación, donde ahora se encuentran situados después de tres triunfos y un empate en las cuatro jornadas transcurridas del Campeonato.

Los locales ya se han ido al descanso con una ventaja mínima pese a haber hecho méritos sobrados para dejar resuelto el partido. Un golazo de Abdón Prats a los tres minutos servía para poner en marcha un largo carrusel de ocasiones a favor del Mallorca. Habría un larguero, un poste y otras tantas oportunidades para ampliar el marcador. Pero al final de los primeros 45 minutos los bermellones debían conformarse con el 1-0 que no hacía justicia a lo visto sobre el césped de Son Moix.

Y como casi siempre en el fútbol habría castigo para tanto perdón. En el 18, una jugada aislada del Saguntino acaba con un larguero que, esta vez sí, saben acabar enviando al fondo de las redes de la portería defendida por Reina. El primer gol encajado en toda la temporada por los mallorquinistas iba a dejar durante algunos minutos noqueados a los futbolistas de Vicente Moreno, que sabrían todo caso recomponerse para seguir generando ocasiones pero siempre sin puntería.

Alcanzado ya el minuto 80, una falta al borde del área visitante es aprovechada por el técnico local para dar entrada a Salva Sevilla, que es el encargado de lanzar para poner con un golazo por la escuadra el 2-1. Los isleños, crecidos, se volcarían sobre la portería del Saguntino, y así Abdón Prats anotaría el segundo de su cuenta y el tercero del Mallorca (3-1) que parecía resolver el partido.

Aún así, un gol de los visitantes ya en el descuento daría algo de emoción -poca- al último minuto. Al final, 3-2 y el Real Mallorca en lo más alto del Grupo III de Segunda B.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.