“Yo llamo a los García-Ruíz para que apoyen a Schürmann”

El ex presidente del Govern, Jaume Matas, ha reconocido este lunes en sede judicial, haber contactado con GR1, el despacho de arquitectura de los hermanos García-Ruíz para ayudar al arquitecto alemán Ralph Schürmann en el diseño del polideportivo Palma Arena.

Durante su declaración en el juicio por la presunta contratación irregular de los arquitectos de esta infraestructura, Matas ha explicado que “yo llamo a los García-Ruíz para que apoyen a Schürmann” porque “necesitaba un despacho local que conozca la legislación”.

Respecto a la elección del arquitecto alemán, a quien se contrató por 9,4 millones de euros, Matas ha matizado que él solo vio un informe de la Unión Ciclista Internacional (UCI) presentado por el que fuera el director general de Deportes, José Luis ‘Pepote’ Ballester en el que se explicaba que era “el único arquitecto que podía realizar el proyecto en tiempo y forma”.

Sobre haber recibido al arquitecto alemán, ha dicho que lo hizo por “deferencia” y por “cortesía”, pero que en ese momento “no sabía si se le había contratado, pagado o si habían firmado”.

“El presupuesto se conoce hasta que se aprueba en el Consell de Govern pero yo ni conozco ni he visto nunca el contrato” para la construcción del Palma Arena, ha añadido.

“Ya sé que solo se me ha acusado a mí, pero aquí -en referencia a un acta del Consell de Govern- también pone vicepresidenta”, ha respondido sobre este asunto en respuesta a la fiscal Anticorrupción, Laura Pellón, durante el que es el cuarto juicio dentro de esta macrocausa.

Además, Matas ha descartado que el Palma Arena fuera la “mayor obra” de la legislatura, “era un proyecto estrella, pero no el más importante”. “Ni hablar”, ha dicho tras ser preguntado por Pellón.

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.