El GOB exige un decreto de protección de la posidonia vigente el próximo verano

“Si el Govern tiene un compromiso real con la protección de la posidonia, lo tiene que demostrar con normas y presupuesto“, así de claro y tajante se ha mostrado el Grupo Balear de Ornitología, GOB, ante la necesidad de contra el próximo verano con un decreto de protección de la posidonia en Balears.

La entidad ecologista ha criticado que este decreto está en trámite “desde hace demasiado tiempo” y que ha llegado el momento de que se clarifique en qué zonas se puede fondear y establecer las sanciones para los infractores.

Así, han recordado que con la aprobación de este decreto se “facilitará que se pueda contar con dotación financiera suficiente para disponer de los medios necesarios” ya que en los meses de julio y agosto el servicio de vigilancia para evitar el fondeo sobre posidonia ha realizado más de 5.700 actuaciones. Una cifra que pone de relieve “la magnitud del problema”.

Exponen que con mayor dotación económica, no se habría llegado al punto de sólo actuar “en determinados espacios marinos entre los que disfrutan de la protección de Lugar de Interés Comunitario (LIC), quedando sin vigilancia otras importantes zonas” como ha ocurrido este verano.

Además, explican que se trata de una deficiencia que “el personal directamente implicado pertenezca a una empresa privada y no tenga la consideración de agentes de la autoridad“. Por ello, denuncian que “pueden informar pero no tiene capacidad para iniciar un procedimiento de infracción, si fuera necesario”.

Por otro lado, han destacado que la cartografía de las praderas de posidonia es “inexacta e incompleta”, especialmente en Mallorca donde falta cartografiar una parte importante del litoral. Esta carencia, dicen, no facilita el fondeo responsable por parte de los navegantes, y limita la utilidad de herramientas cartográficas online de ayuda al fondeo fuera de posidonia.

Además, apuntan que el hecho de que una zona haya contado “sobre el papel” con dotación de vigilancia no implica en la práctica la inexistencia de fondeo sobre posidonia ya que donde no ha actuado el servicio de vigilancia, “el descontrol ha sido absoluto, con algunas zonas muy afectadas como el litoral de Calvià y Andratx, el de Llucmajor o Portocolom”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.