Instan a que los profesores detecten y denuncien si algún alumno se está radicalizando

Este miércoles más de 165.000 alumnos de Balears vuelven a las aulas. Ello no hace más que hacernos recordar en los jóvenes de Ripoll que no dudaron en abandonar la educación que habían recibido en Catalunya para actuar en nombre de la yihad y atentar en Barcelona y Cambrils.

Los trágicos atentados terroristas ocurridos en el mes de agosto en Catalunya nos han consternado a todos, incluso a la comunidad musulmana que no entiende que estos terroristas se amparen en el islam para cometer estas atrocidades. Por ello, la Federación Islámica en las Islas Balars no solo ha condenado estos atentados sino que se ha puesto a disposición de las Fuerzas de Seguridad del Estado subrayando, al mismo tiempo, que han de ser los profesores de los colegios  y no los imanes de las mezquitas los que deben vigilar e informar si detectan que alguno de sus alumnos se está radicalizando.

El presidente de la Federación Islámica de Balears, Mahfouz Abumahfouz ha destacado que “la comunidad islámica está muy enfadada con las personas que cometen estos atentados y que para nosotros no pertenecen al islam”. Además, resaltan que “estamos tristes y enfadados ya que nuestra religión no habla en ningún momento de hacer estas cosas y la comunidad musulmana no lo acepta”.

Mahfouz es taxativo al señalar que “los radicales son como una mafia ya que justifican en nombre del islam actuaciones pero posteriormente se esconden como ratas” y que “para nuestra comunidad, estas personas ni son musulmanes ni pertenecen al islam”.

“Como federación -señala el presidente-, poco podemos hacer ante estos casos, salvo informar al ministerio de Justicia,  aunque como religión sí que podemos hacer cosas. Nosotros tenemos toda la confianza puesta en las Fuerzas de Seguridad del Estado y por ello nuestra labor es facilitar todos los medios y la información  cuando nos la requieren. Ellos tiene las puertas abiertas  para lo que deseen”.

El atentado de Barcelona y Cambrils ha mostrado que la mayoría de los autores de los atentados eran jóvenes que se habían radicalizado en nuestro país. Ante esta situación, Mahfouz señala que “nosotros, desde las mezquitas y en concreto los imanes, poco podemos hacer para detectar si un joven se está radicalizando”. Y ha señalado que “creo que esta detección han de hacerla los propios profesores de los colegios donde estudian estos chicos ya que son los que más tiempo están con ellos”.

Por último, el presidente de la Federación Islámica de Balears indica que en nuestra comunidad autónoma, “actualmente, hay 42 mezquitas registradas de las que 27 están abiertas y que, tras los atentados, los imanes de cada una de estas mezquitas acompañados de sus juntas directivas se reunieron para condenar estos atentado terroristas y utilizar el nombre del islam para justificarlos”.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.