Las víctimas de la masacre de Las Vegas presentan demandas contra fabricantes de armas

Las víctimas de la masacre que tuvo lugar el 1 de octubre durante un concierto de country en localidad estadounidense de Las Vegas, donde murieron 58 personas, han presentado una demanda colectiva contra varios fabricantes de ‘bump stocks’, los aparatos que permiten convertir un fusil semiautomático en un arma automática.

La demanda, que ha sido presentada ante un tribunal del condado de Clark, en el estado de Nevada, y se encuentra a la espera de ser admitida a trámite, exige que se tomen medidas contra la empresa Slide Fire Solutions, así como a otros fabricantes, por negligencia.

El documento no incluye las heridas sufridas por cientos de personas que se encontraban en la explanada frente al hotel Mandalay Bay, desde el cual se produjeron los disparos, que se saldaron con más de 500 heridos.

Las fuerzas de seguridad de Las Vegas informaron la semana pasada de que el autor de la masacre, Stephen Craig Paddock, tenía 47 armas, la mayoría adquiridas recientemente. De esas 47, al menos 12 contaban con un ‘bump stock’, que las convertía en automáticas.

Por otra parte, la Asociación Nacional del Rifle (NRA) de Estados Unidos ha abogado por aprobar “regulaciones adicionales” que limiten la venta de los ‘bump stocks’, lo que supone una rara concesión con la que buscan impedir “futuras tragedias”.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.