La insolvente Air Berlin cesa formalmente sus operaciones

Lir Berlin cesará hoy formalmente sus operaciones, después de casi 39 años de servicio, con lo que se retirará el código AB de sus vuelos. El último aterrizó este viernes entre Múnich y Berlín en el aeropuerto de Tegel. Tras su desaparición, dejará de operar 250 vuelos diarios que “solo podrán ser cubiertos parcialmente” por Lufthansa.

En un comunicado, Air Berlin lamentó poner así fin a casi dos décadas de servicio. Su primer vuelo tuvo lugar el 28 de abril de 1979 y trasladó a 178 pasajeros de Berlín a Palma de Mallorca a bordo de un Boeing 707.

Air Berlin se declaró en bancarrota en el mes de agosto después de que el principal accionista, Etihad Airways, retirase sus fondos tras años de pérdidas de la aerolínea alemana.

La que fuera la segunda mayor aerolínea alemana empleaba a cerca de 8.000 trabajadores, de ellos 1.500 solo en Berlín, y contaba con una flota de 140 aviones, además de otros activos. En España, el cese de operaciones supone un ERE para los 45 empleados, la mayoría en el centro de llamadas con base en Palma.

Air Berlin recibió un crédito de 150 millones del Gobierno Federal para mantener sus operaciones, mientras negociaba la venta de sus activos. No obstante, el Gobierno germano cerraba la puerta a una fusión con Lufthansa.

Varios empresarios alemanes, entre ellos Niki Lauda –expiloto de Fórmula 1 y fundador de la filial Niki–, mostraron su interés junto a algunas compañías aéreas como Ryanair –que finalmente decidió retirarse de la puja–; Condor, filial de Thomas Cook e incluso IAG. Tras analizar las ofertas, se fijó un plazo para negociar con Lufthansa y la ‘low cost’ británica, cuyos términos no se han dado a conocer.

VENTA DE SUS ACTIVOS.

El gigante Lufthansa cerró un acuerdo el pasado 13 de octubre para hacerse con la mayor parte de sus activos por unos 210 millones de euros, operación sujeta a la aprobación de los organismos de competencia. Además, anunció que espera invertir unos 1.500 millones y contratará a 3.000 de los 8.000 empleados.

En concreto, selló la adquisición de 81 de los cerca de 130 aviones de la flota de Air Berlin, la absorción de la filial austriaca Niki y de la regional LGW y los 38 aviones que ya tiene arrendados.

Por otro lado, Air Berlin ha vendido su filial de carga, Leisure Cargo, a la compañía Zeitfracht-Gruppe, con sede en Berlín, que se hará cargo de la compañía y de sus 60 empleados.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.