El ex jefe de campaña de Trump, imputado por conspiración y blanqueo

Paul Manafort, el que ha sido jefe de campaña de Donald Trump en las últimas elecciones, ha sido acusado este lunes de doce cargos federales, entre los que figuran ‘conspiración’ contra Estados Unidos y blanqueo de capitales, según la Fiscalía especial que investiga la presunta injerencia de Rusia en el proceso electoral de 2016.

Manafort se ha entregado temprano a la Policía Federal estadounidense (FBI) y un gran jurado ya le ha informado de una imputación con 12 cargos, entre ellos los de conspirar contra los Estados Unidos, blanquear dinero, ocultar su labor de agente para un actor extranjero, falsear testimonios y esconder información bancaria.

También está encausado Richard Gates, antiguo socio comercial de Manafort y ‘segundo de a bordo’ de la campaña. Su nombre aparece en escritos ‘oficiales’ relacionados con empresas que la compañía de Manafort creó en Chipre para cobrar de políticos y empresarios de Europa del este, según el ‘The New York Times’.

La Fiscalía sospecha que Manafort y Gates generaron decenas de millones de dólares en ingresos a partir de trabajos para partidos políticos y líderes ucranianos y que lavaron dinero mediante entidades extranjeras y estadounidenses para ocultar pagos entre 2006 y 2016. Los cargos desvelados este lunes no están relacionados directamente con la campaña, algo que Trump ha querido destacar en Twitter.

“Lo siento, pero esto es de hace años, antes de que Paul Manafort fuese parte de la campaña de Trump”, ha dicho el presidente en las redes sociales.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.