La barriada de Banc de l’Oli reitera la necesidad de actuar contra los ruidos de las terrazas

Los vecinos de la barriada de Banc de l’Oli continúan esperando que alguien en el Ajuntament de Palma “se ponga las pilas” y adopte las medidas necesarias que permitan reducir el intenso ruido que emiten las terrazas situadas en las diferentes plazas de la zona, en especial los de la plaça la Mercé donde, a juicio de los vecinos, además de los ruidos se cometen diferentes irregularidades en relación con la instalación de la mismas.

Fuentes de la Asociación de Vecinos de Banc de l’Oli han informado que “todo sigue igual en esta zona”, con las contínuas quejas por los intensos ruidos que generan las terrazas situadas, fundamentalmente, en la plaça de la Mercé “donde se reúne miles de palmesanos y a veces no hay quien soporte los ruidos desde las siete de la tarde hasta las once de la noche, eso sin contar la cantidad de personas que acude a esta zona los fines de semana”.

Curiosamente, desde la asociación llaman la atención sobre el alcance e intensidad de estos ruidos indicando que “aunque parezca mentira, los ruidos se escuchan más en los pisos superiores de los edificios colindantes a la plaza que en los inferiores ya que al ser la plaza de la Mercé de reducidas dimensiones, el eco de los sonidos se multiplica elevando los mismos hasta los pisos más altos”.

Además de los ruidos, los vecinos reiteran que el Ajuntament de Palma tiene que poner en marcha, de una vez por todas, las actuaciones necesarias que permitan la inspección de los locales de ocio pues, tal y como relatan “esto se asemeja a un chabolismo total pues cada terraza cuenta con unas marquesinas de hierro distintas que, según nos han dicho en Cort son ilegales y que están incumpliendo la normativa , a lo que hay que sumar las terrazas y las jardineras colocadas en una zona de por sí con unas dimensiones muy reducidas”.

La asociación vecinal continuará luchando para que Cort haga algo en esta zona y los vecinos no teman la llegada de los fines de semana aunque, tal y como señalan algunos afectados “no esperamos conseguir nada de este consistorio ya que no han hecho caso a nuestras exigencias”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.