Los padres de Nadia estafaron, presuntamente, más de un millón de euros

Los padres de Nadia, Fernando y Margarita, que estaban siendo investigados por estafa recaudando dinero para tratamientos de una supuesta enfermedad de la niña, pueden pagar con muchos años de cárcel el haber jugado con la solidaridad de los donantes.

Acabada la instrucción judicial, y según la conclusión de los Mossos d’Esquadra, habrían recaudado 1.111.317,55 euros a través de cuentas bancarias, sin poder calcular el efectivo.

El Juzgado de Instrucción 1 de La Seu d’Urgell ha cumplido la instrucción de la causa, con lo que se salda un líquido de 313.748 euros (bloqueados en cuentas bancarias de los acusados).

Ambos progenitores, Fernando y Margarita, dispusieron de 792.417,16 euros que no invirtieron en la niña, según el auto del juez de este lunes. En él se solicita a la Fiscalía, a las dos acusaciones particulares y las dos defensas, que valoren los indicios con el escrito de acusación o bien que soliciten el archivo de las diligencias.

Los investigados usaron, literalmente, a su hija menor, diagnosticada de Tricotiodistrofia, para recaudar fondos con la excusa de un tratamiento. Aparecieron en diferentes programas de televisión, concedieron entrevistas a periódicos y llegaron a emplear a su hija en actos benéficos con público en directo por toda la isla de Mallorca y también en la península.

Muchos fueron los ayuntamientos que se volcaron en la pequeña, ayuntamientos como Binissalem (donde residían), Santa María (donde también han vivido) o Marratxí, entre muchos otros que se solidarizaron, de corazón, con la enfermedad de la pequeña. Se organizaron todo tipo de actos recaudatorios a favor de la niña, y la colaboración fue máxima gracias a una manipulación más que creíble por lo bien urdida.

Según el juez, en cada ocasión el argumento para solicitar donaciones era distinto y sólo conservaba un punto en común: “Su falsedad”. Finalmente, ha resultado que el dinero de esas aportaciones particulares se dedicaba a gastos en supermercados, ferreterías, centros comerciales, hoteles, restaurantes y otro tipo de tiendas, así como una variedad de gastos ordinarios y otros que no lo eran tanto.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.