Calvià mantiene los controles de botellón y alcoholemia en invierno

La Policía Local de Calvià mantiene los controles de botellón y alcoholemia en temporada baja. Su objetivo, como en verano, es evitar el consumo de alcohol en la vía pública. En concreto, en el camino de Sa Porrassa de Magaluf. Se trata de una zona con unos pocos bares abiertos en temporada baja. Y, frecuentada, básicamente, por jóvenes de la isla, muchos menores de edad. Solo en esta zona, algunos meses de invierno los agentes del turno de noche han interpuesto más de cien denuncias por la práctica de botellón, práctica sancionable según la ordenanza cívica que el Ajuntament de Calvià aprobó a finales del año pasado. Además, la división de tráfico de la Policía Local también realiza controles periódicos de etilometría entre los conductores que se acercan al lugar.

Se trata de un área con locales de ocio que cierran a las 4:00h de la madrugada, dónde tanto dentro como fuera, se consume alcohol en grandes cantidades. La práctica del botellón se concentra entre la Avenida de Ses Palmeres y la calle Joaquín Sorolla. Los
principales clientes son residentes en Palma atraídos por la música comercial y diversión, especialmente los sábados por la noche y después de la época de exámenes. También acuden extranjeros adultos que residen en Calvià todo el año.

Durante el pasado fin de semana, agentes de la Policía Local de Calvià han tenido que intervenir. El motivo, diversas peleas callejeras y escaramuzas entre jóvenes. A ello hay que añadir que cuatro individuos ocasionaron otra reyerta cerca. En concreto, en la calle s’Olivera en venganza por la pelea anterior. Afortunadamente, las secuelas de las agresiones han sido de carácter leve.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.