La nueva ordenanza de galeras incorporará sanciones que limitarán su actividad

Archivo

La nueva ordenanza de galeras que está elaborando Cort se encuentra en la última fase de elaboración del borrador. Uno de los acuerdos de gobierno firmados por el pacte que dirige el Ajuntament de Palma -PSIB, Podem y MÉS- está más cerca que nunca de ver la luz.

Se trata de un proyecto que lleva sobre la mesa desde el año 2015 que, previsiblemente, en los próximos meses entrará en vigor. Con muchas propuestas de mejora hechas por parte de las entidades animalistas además de las aportadas por el sector de los galeristas, la regidora de Benestar Animal, Neus Truyol, se encarga de liderar la elaboración del texto que velará por los derechos de los caballos y por hacer cumplir con los deberes de quienes les explotan para su enriquecimiento.

Así, la nueva ordenanza incluirá más tipologías de incumplimiento de derechos y, a su vez, más penas. Por ello, la medida estrella será la sanción mutable por días de prestación de servicios. Con ello, se pretende persuadir a los propietarios de las galeras de llevar a cabo acciones penadas ya que no podrán subsanarlas con una simple multa.

Esta medida, aseguran desde el Ajuntament, afectará más a los galeristas ya que con este tipo de sanción dejarán de ingresar un dinero superior al que deberían pagar al aplicarles un correctivo pecuniario.

MÁS MEDIDAS

Entre las medidas que se añadirán destaca la suspensión de la concesión de nuevas licencias. Con ello se pretende llegar, a medio plazo, a la sustitución de las galeras por coches eléctricos.

Además, la nueva ordenanza que regulará la actividad de las galeras en Palma, incluirá la intensificación de controles del estado de los animales por parte de veterinarios y, a su vez, más inspecciones por parte de la Policía Local verificar que la documentación está en regla.

Y, como no podía ser de otra forma, se introducirán medidas que velen por el bienestar de los equinos cuando las altas temperaturas hagan acto de presencia en el archipiélago. Se reducirá el horario en el que podrán estar en la calle, siempre en las horas que haga menos sol e, incluso, la medida podrá llevar a la suspensión de la actividad hasta que el Instituto de Meteorología baje el nivel de alerta.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.