Corea del Norte dispara un nuevo misil

El régimen de Corea del Norte ha lanzado esta madrugada de su miércoles (martes por la tarde en España) un nuevo misil balístico intercontinental que habría volado unos 1.000 kilómetros antes de caer en zona japonesa, según los primeros informes de las autoridades surcoreanas, estadounidenses y japonesas.

Corea del Norte no había llevado a cabo ningún ensayo balístico desde el 15 de septiembre, cuando lanzó un misil intercontinental que sobrevoló parte del territorio japonés impactando en el mar al este de la isla de Hokkaido.

Sin embargo, fuentes de ambas partes ya avisaban de una prueba inminente. Los temores se han terminado confirmando con el lanzamiento de un misil balístico no identificado a las 3.17 (hora local) desde la provincia norcoreana de Pyongan del Sur.

El proyectil habría sido disparado hacia el este, según los primeros análisis de las autoridades surcoreanas, recogidos por la agencia de noticias Yonhap.

El Ministerio de Defensa de Japón confirme que el proyectil ha recaído en la zona económica exclusiva de este país, tras volar unos 1.000 kilómetros. Seúl también ha coincidido y las autoridades dicen que el misil voló a 4.500 kilómetros de altitud.

El primer ministro nipón, Shinzo Abe, ha reunido de urgencia a sus ministros para analizar lo ocurrido y ha convocado una reunión del Consejo de Seguridad Nacional. Tokio también ha presentado una protesta formal a Pyongyang, según la cadena pública japonesa NHK. Por parte de Washington, Defensa señala que el misil utilizado es un proyectil balístico intercontinental, aunque no amenazante.

Respuesta de Corea del Sur

El régimen de Kim Jong Un ha intensificado sus amenazas en los últimos meses, hasta avisar de un posible ataque contra la isla de Guam, territorio estadounidense situado en el océano pacífico. Trump aseguró que respondería con “fuego y furia”.

Al margen de los disparos de misiles, Pyongyang también llevó a cabo a principios de septiembre su sexto ensayo nuclear, el más potente hasta la fecha. El régimen norcoreano dijo entonces que había probado con éxito una bomba de hidrógeno.

La sucesión de amenazas ha sido respondida con un endurecimiento de las sanciones por parte de la comunidad internacional, en general, y Estados Unidos, en particular.

Sin embargo, el Gobierno de Kim Jong Un ha descartado un posible freno en sus programas nuclear y de misiles.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.