Manacor usa por primera vez la posidonia para regenerar la playa de Cala Murada

Tal como se ha hecho en los últimos años durante la temporada turística se han retirado los restos de posidonia de la primera línea de mar y se han trasladado al final de la playa. Pero “este año por primera vez hemos utilizado esta planta marina acumulada durante el verano para que la playa se regenere y no pierda arena con los temporales característicos del invierno”, ha explicado la regidora de Turismo y Cultura, Antonia Llodrà.

De hecho “mediante las encuestas de valoración que recibimos del parte de los turistas que visitan Manacor teníamos constancia de algunas quejas por la reducción de la arena en la playa de Cala Murada y por eso hemos iniciado este proyecto”, explican desde el departamento de Turismo.

291117 manacor posidonia 2

Las tareas, que han durado cerca de una semana, se han realizado mediante la entidad Estrella de Levante y han consistido en trasladar la posidonia que se había acumulado al final de la playa hacia la acera de mar. Así la posidonia permite fijar la arena y también sirve de refugio a pequeñas especies de peces.

El objetivo es que los restos vegetales funcionen como protección para la playa y contribuyan a su regeneración. “Es un proyecto que tenemos que evaluar pero pensamos que es una buena opción para ayudar a preservar el resto de playas turísticas del municipio”, añade la concejala Antonia Llodrà.

Espacio recuperado

Asimismo con este proyecto se ha recuperado la parte trasera de la playa de Cala Murada. “En el lugar donde se acumulaban los restos de posidonia hay más arena para que parte de la planta marina se ha descompuesto y ha quedado la arena que había mezclada, por eso podemos decir que hemos recuperado este espacio cercano a la torrentera que ahora todo el mundo puede aprovechar “, explican desde el departamento de Turismo.

Esta actuación es un tipo de gestión de la posidonia sostenible con el medio ambiente y que evita la retirada generalizada y sistemática de sus restos. Hay que tener en cuenta que la playa de Cala Murada se encuentra en un entorno declarado Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) y los restos de posidonia no se deben gestionar como un residuo, sino como un elemento más del sistema dunar de la playa que es indispensable para mantener su equilibrio y evitar la desaparición de la arena de las playas, entre otros factores.

291117 manacor posidonia

El sistema utilizado es muy sencillo y consiste en que antes de que lleguen los temporales de invierno, se reponga más o menos la misma cantidad de restos de posidonia que se han acumulado durante el verano para que sirvan como barrera protectora ante el embate de las olas.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.