Varapalo a Evo Morales en las elecciones judiciales de Bolivia

El voto nulo ha alcanzado el 53 por ciento en las elecciones celebradas este domingo para seleccionar a los miembros de los principales órganos judiciales del país, en medio de los llamamientos de la oposición a favor de esta opción ante la intención del presidente, Evo Morales, de presentarse a la reelección en 2019.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia ha indicado que los votos válidos oscilan entre el 31 y el 33 por ciento, a falta de finalizar el recuento, en lo que supone un duro golpe para el Gobierno, y particularmente para el mandatario.

La presidenta del organismo, Katia Uriona, ha indicado que la participación ha llegado hasta el 78 por ciento, asegurando que la jornada ha transcurrido sin incidentes, según ha recogido el diario local ‘La Razón’.

En los comicios serán elegidos los magistrados –en su mayoría oficialistas– que ocuparán los principales tribunales del país entre los ya preseleccionados por el Parlamento.

La oposición se había posicionado a favor del voto nulo en protesta por la “corrupción y la manipulación de la justicia”, llamamientos que se incrementaron esta semana después del fallo del Tribunal Constitucional de Bolivia a favor de la finalización del límite de mandatos de los funcionarios del país, que permitiría a Morales presentarse nuevamente como candidato.

El tribunal aprobó por unanimidad el recurso de inconstitucionalidad presentado por el gubernamental Movimiento Al Socialismo (MAS) contra varios artículos de la Ley de Régimen Electoral, en un primer paso para intentar permitir una eventual reelección de Morales.

Así, el presidente del Tribunal Constitucional Plurinacional, Macario Lahor, defendió el fallo, resaltando que todos aquellos que quieran presentarse a la reelección están autorizados “porque definitivamente el que elige es el pueblo boliviano”.

El propio mandatario celebró el fallo, argumentando que constituye una garantía para la estabilidad y el sistema democrático en el país. “Eso garantiza una continuidad democrática, pero también garantiza la estabilidad, dignidad y trabajo por la igualdad del pueblo boliviano”, argumentó.

Sin embargo, la sentencia no ha sido del agrado de la oposición, que ha llamado a manifestarse, y el líder opositor Samuel Doria Medina indicó a través de su cuenta en la red social Twitter que el veredicto “consuma el golpe a la Constitución y a la decisión del pueblo el 21-F”, en referencia al referéndum constitucional de febrero de 2016.

En esa consulta, una mayoría de bolivianos rechazaron modificar la Constitución para que Morales pudiese seguir liderando el MAS en las próximas elecciones presidenciales.

Asimismo, Doria Medina acusó a Morales de “traicionar a los bolivianos por imponer su reelección y la corrupción”. “No vamos a permitir que Bolivia se convierta en otra Venezuela y vamos a enfrentar a Evo unidos donde sea necesario, en las calles o en las urnas”, arguyó.

Por su parte, el expresidente Tuto Quiroga habló de “golpe a la democracia” e instó a los bolivianos a votar nulo en las elecciones de este domingo.

En esta línea se expresó el expresidente Carlos Mesa, quien sostuvo que el fallo del Constitucional desconoce “la inalienable soberanía del pueblo” expresada en el referéndum de 2016 y “convierte a Bolivia en un país sometido al arbitrio del presidente Morales y burla la majestad de la Ley”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.