Trump reconoce a Jerusalén como capital de Israel

El presidente Donald Trump anuncia que Estados Unidos reconoce a Jerusalén como la capital de la Israel y trasladará allí su embajada, pero no de momento, según la agencia Reuters informa a través de Europa Press.

A pesar los avisos tanto de sus aliados occidentales como árabes, Trump ha ofrecido, a las siete de esta tarde, hora española, y desde la Casa Blanca, un discurso en el que ha pedido al Departamento de Estado que comience a buscar ubicación para la embajada en Jerusalén, en un proceso de traslado desde Tel Aviv que llevará años, hasta que se encuentre la estructura apropiada.

Esta decisión era una de sus promesas de campaña en 2016, y cambiará drásticamente la política que Estados Unidos ha mantenido históricamente: que el estatus de Jerusalén es parte de la solución de dos estados para israelíes y palestinos, quienes quieren que Jerusalén Este sea su capital. Los aliados de Washington en Oriente Próximo no están de acuerdo, ven peligro de repercusiones.

El presidente mantuvo charlas telefónicas con el presidente palestino, Mahmud Abbas, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, el rey Abdalá II de Jordania y el rey Salman de Arabia Saudí.

Reconocimiento de la realidad

“El presidente cree que esto es un reconocimiento de la realidad. Vamos a avanzar sobre la base de una verdad que es innegable, es un mero hecho”, han dicho desde la Casa Blanca.  Los palestinos aseguran que el paso supondría “el beso de la muerte” a la solución de los dos estados.

Por el momento, son dudosos los beneficios que esta medida puede aportar a Trump, aun que la decisión será celebrada por los republicanos más conservadores y los cristianos evangélicos, buena parte de su base de apoyo político. Pero también complicará el deseo del mandatario de un Oriente Próximo más estable y una paz entre israelíes y palestinos, además de tensionar aún más la realidad.

En Oriente Próximo temen que pueda producirse un estallido de violencia. “Nuestro pueblo palestino allá donde esté no permitirá que salga adelante esta conspiración y sus opciones están abiertas para defender su tierra y sus lugares sagrados”, ha advertido el líder de Hamás, Ismail Haniyé.

Pero podría ser el principio de un acuerdo de paz. Israel capturó Jerusalén Este durante la guerra de 1967 y posteriormente se la anexionó. La comunidad internacional no reconoce la soberanía israelí sobre toda la ciudad, donde se encuentran lugares sagrados para musulmanes, judíos y cristianos.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.