125.000 denuncias por maltrato en 9 meses sitúan a Balears en zona de riesgo

A la derecha Ángeles Carmona, presidenta del Observatorio contra la violencia doméstica y de género

Balears es la comunidad autónoma con la ratio más elevada (25,7) de mujeres víctimas de violencia de género por cada 10.000 mujeres, una cifra que se encuentra por encima de la media nacional (17,2), según los datos del Observatorio de Violencia Doméstica y de Género del CGPJ, que ha ofrecido el balance correspondiente al tercer trimestre del año.

A nivel nacional, los datos presentados este miércoles reflejan que las denuncias presentadas por violencia de género han aumentado un 15,7%, hasta las 125.769, entre enero y septiembre de 2017 en comparación con el mismo periodo de 2016, cuando fueron 108.638 las denuncias registradas,

En concreto, entre julio y septiembre, se contabilizaron 42.571 denuncias, un 11,7% más que en el tercer trimestre de 2016. Casi un 69% fueron presentadas por la propia víctima, directamente en el juzgado o a través de atestados policiales, mientras que las denuncias por intervención directa de la policía se sitúan en prácticamente el 16% de los casos.

Por otra parte, aunque aumentaron las denuncias presentadas por familiares respecto del mismo trimestre del año anterior, la cifra total de las mismas apenas representó un 2,3% de las denuncias que llegaron a los órganos judiciales.

Sobre esto último, la presidenta del Observatorio, Ángeles Carmona, ha alertado de que la incidencia de las denuncias de familiares es “escasa” por la falta de concienciación y sensibilización social y familiar, un terreno, a su juicio, “donde más se puede ganar en el combate contra el terror de género”.

LAS VÍCTIMAS REBASAN LAS 40.000
Al igual que suben las denuncias, suben las víctimas un 14,1% este tercer trimestre hasta las 40.826. “No puedo ocultar mi preocupación por la elevada cifra de mujeres víctimas de violencia de género”, admite Ángeles Carmona, que advierte de que “asumir como algo normal esas más de cuarenta mil mujeres que han sufrido en un trimestre la crueldad de la violencia sexista es imposible”.

En cuanto a la ratio de mujeres víctimas de violencia de género por cada 10.000 mujeres, destacan por encima de la media nacional (17,2), Baleares, con una ratio de 25,7, Murcia (23,1), Comunidad Valenciana, (22,5) y Canarias (21,5), mientras que la ratio más baja se da en Galicia (10,7) y en Asturias, y Castilla y León, ambas con una ratio de 11.

Un dato “positivo” para este organismo, es el descenso de las dispensas de la obligación legal de declarar en los procesos judiciales. En el tercer trimestre del año, en 4.145 casos, la víctima renunció a declarar contra su agresor, que representan al 10,1% en relación con el total de mujeres víctimas, dos puntos porcentuales menos respecto a la cifra del mismo trimestre del año anterior.

Se constata una vez más en los datos estadísticos que esta renuncia a declarar en el proceso se produce en una ratio superior en las mujeres extranjeras que en las españolas (un 12,1% frente a un 9,2%).

SIETE DE CADA DIEZ ENJUICIADOS SON CONDENADOS
El Observatorio destaca de este tercer trimestre de 2017 que los órganos judiciales dictaron un total de 10.365 sentencias penales en el ámbito de la violencia de género, de las que un 70 por ciento (7.244) fueron condenatorias, lo que supone un incremento de medio punto respecto ha las dictadas hace un año, que representaron un 69,5%.

“Hay que destacar este aumento de las condenas a los maltratadores, que alcanza su mejor dato histórico, por lo que tiene de valor en sí mismo y por el mensaje ejemplarizante que desprende: no hay impunidad para la violencia machista”, subraya la presidenta de este organismo, Ángeles Carmona. Por primera vez, el Observatorio ha introducido estadísticas con datos trimestrales desde 2012.

El mayor porcentaje de sentencias condenatorias se produjo en los juzgados de violencia sobre la mujer, con un 86,6%, y en las secciones penales de las Audiencias Provinciales (72,5%). Además, un 54,7% de las sentencias dictadas por los juzgados de lo penal también fueron condenatorias.

MÁS CONCESIONES DE ÓRDENES DE PROTECCIÓN
Durante el tercer trimestre del año, se solicitaron 11.187 órdenes de protección en los diferentes órganos judiciales. Un total de 9.775 órdenes de protección (que incluyen medidas de protección y seguridad de las víctimas) fueron solicitadas en los juzgados de violencia sobre la mujer y otras 1.412 lo fueron en los juzgados de guardia.

Las solicitudes de órdenes de protección en los juzgados especializados con respecto al mismo trimestre de 2016 descendieron en un porcentaje del 3,38 por ciento. Fueron adoptadas un total de 6.663 órdenes de protección, un 68,2 por ciento de las órdenes de protección solicitadas, lo que supone un incremento interanual en términos absolutos del 1,8 por ciento y de un 3,5 por ciento en la proporción de órdenes concedidas sobre órdenes solicitadas.

En los juzgados de guardia, se acordaron 1.051 órdenes de protección, lo que supone un 74 por ciento del total de las solicitadas, habiendo sido denegadas 360. En el tercer trimestre de 2016 el porcentaje de órdenes acordadas fue de un 72 por ciento.

En un 50 por ciento de los casos, la relación de pareja (cónyuge o relación afectiva) se mantenía en el momento de la solicitud de la orden de protección. Dato prácticamente similar al del mismo trimestre del año 2016. Un 2 por ciento de las mujeres víctimas que solicitaron orden de protección fueron mujeres menores de edad.

Además, derivadas de las órdenes de protección y otras medidas cautelares se adoptaron 15.473 medidas judiciales penales, entre las que destacan la orden de alejamiento, la prohibición de comunicación, la suspensión de la tenencia y uso de armas, la salida del domicilio, la prohibición de volver al lugar en que se cometió la agresión y las medidas privativas de libertad.

MENORES ENJUICIADOS
Los chicos menores de edad enjuiciados por delitos de violencia de género contra sus parejas o exparejas ascienden a 37 en el tercer trimestre de 2017, un 60,9% más que hace un año (23).

De este total, 31 eran españoles y seis extranjeros y los juzgados impusieron medidas a la práctica totalidad, es decir a 36 de los 37 enjuiciados. Hace un año, en el tercer trimestre de 2016, de los 23 menores acusados de delitos de violencia machista se le impuso medidas a 22.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.