¡Qué malos son los celos políticos!

Ni a Fina Santiago, ni a David Abril. El sector “pesemero” de MÉS per Mallorca no quería y no quiere a ninguno de los dos por una cuestión de números.

Entre el 70 y el 80 por ciento del protagonismo mediático se lo llevan ambos, según estudios hechos y analizados.

Y esto no gusta ni un pelo al sector duro de los nacionalistas del PSM que están viendo como Santiago y Abril se la están metiendo por la escuadra, políticamente hablando.

La pregunta sobre la mesa lleva una derivada incluida. Si  la revolución la tienen que hacer entre sus asesores o la cosa es más grave y su relato de coaligarse con más formaciones para llegar a más gente se ha diluido por el camino y han vuelto a las andadas de hace 15 años.

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.