El juez Penalva rechaza su recusación y denuncia una “campaña coordinada”

El titular del Juzgado de Instrucción número 12 de Palma, el juez Manuel Penalva, ha emitido un informe de 192 de páginas en el que rechaza que existan motivos para aceptar la recusación en su contra en la macrocausa sobre la presunta trama corrupta dentro de la Policía Local de Palma y denuncia una “campaña coordinada” para “desviar la atención” de la investigación.

En su escrito, el juez incluso agradece la presentación del incidente de recusación por permitirle “explicar en una sola resolución, todas las graves e insólitas anomalías ocurridas en este procedimiento”.

También recalca que no cree “que en ningún otro país europeo, e incluso de cualquier otra parte del mundo mínimamente civilizado, se hubiera tolerado que la situación generada por determinados investigados hubiera llegado tan lejos”.

Respecto a los mensajes con la testigo protegida número 31 — la ‘madame’–, Penalva asegura que de ellos “no se infiere la concurrencia de manipulación o coacción alguna, que además ha sido reiteradamente negada por la testigo” sino que tenían “la intención de animarla y consolarla ante la situación desesperada a la que la han abocado los investigados y su entorno”, ante coacciones, intimidación, acoso e incluso agresiones físicas.

En esta línea, señala que es su “obligación” proteger a los testigos y que estas conversaciones las tuvo también “por simple humanidad y empatía”. “Jamás he presenciado cómo tantos testigos se han derrumbado en el despacho, y han roto a llorar de angustia y desesperación, hasta el punto de que resultaba imposible continuar con la diligencia de declaración”, ha apostillado.

Por otra parte, Penalva argumenta que la testigo protegida se ha incorporado a la causa cuando Bartolomé Cursach y Bartolomé Sbert ya estaban en prisión y cuando la investigación ya estaba prácticamente concluida.

MENSAJES ENTRE LA ‘MADAME’ Y CAMPANER

En su informe el juez también informa que la testigo protegida 31 ha presentado una denuncia contra el abogado Vicente ‘Coco’ Campaner, en la que incluye unos mensajes que, según el juez, revelan “las circunstancias concretas en virtud de las cuales, este letrado se hizo con ‘whatsapp’ y conversaciones obtenidas ilícitamente con la testigo”.

“De ellas parece inferirse que las consiguió a cambio de la promesa de pagar un precio por ellas, finalmente no entregado, y que además indiciariamente la coacciona con meterla en prisión y cobrarle sus honorarios para que le facilite más información sobre el juez y el fiscal, o sobre el testigo 29”, subraya el juez.

Tras el informe del juez, la recusación pasará a la Audiencia Provincial para decidir si Penalva continúa o no con la instrucción.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.