Armengol lanza el reto de dejar de ser la región con más violencia machista

Hay una cuestión que me duele muchísimo y que no podemos consentir más: tenemos que dejar de ser el territorio con más víctimas por violencia machista“, ha subrayado en su mensaje de fin de año la presidenta del Govern balear, Francina Armengol.

La jefa del Ejecutivo autonómico ha instado a toda la sociedad a comprometerse en una “lucha” que está decidido a afrontar su Govern, el gabinete con más mujeres de la historia de las islas, con siete conselleres y cuatro consellers.

No podéis estar solas“, ha dicho Armengol dirigiéndose a las víctimas de la violencia machista en un mensaje emitido esta noche y que se ha grabado por primera vez fuera de Mallorca, en Eivissa, para poner el acento en la diversidad del archipiélago.

Armengol apunta a la unidad de acción de las Islas para conseguir en el 2018 el Régimen Especial. Su gran deseo es que “partidos, instituciones y sociedad civil luchen juntos para conseguir el Régimen Especial”.

Así lo ha comunicado en su discurso de fin de año, que por primera vez se ha hecho fuera de la isla de Mallorca, en Eivissa, donde también ha pedido que “seamos capaces de seguir hablando con una sola voz ante el Estado para que la mejora en el descuento de residentes se traslade también a las conexiones con la península“.

En esta línea, Armengol ha considerado que es necesario el apoyo de todos para conseguir que “el Estado devuelva la solidaridad que le entregamos con una financiación más justa, que permita ofrecer los servicios sociales, educativos y sanitarios que nuestra gente merece”.

La presidenta ha explicado que este año ha hecho su mensaje desde Eivissa porque tiene claro que “las Islas somos todos: formenterenses, ibicencos, menorquines y mallorquines. Juntos construimos nuestro pequeño país en medio del mar, convencidos de que la diversidad nos hace más fuertes y que unidos avanzaremos con paso firme hacia un futuro mejor”, ha afirmado.

La presidenta ha agradecido el “sacrificio” de la sociedad para que “se estén creando más puestos de trabajo y de más calidad“, el esfuerzo de los profesionales sanitarios, de los profesores, de quienes cuidan de los dependientes y, en general, de todos los empleados públicos que contribuyen “a hacer que aquello que es de todos sea mejor”.

“Gracias a los miles de autónomos, trabajadores y empresarios que hacéis de nuestra economía una promesa de bienestar y de progreso social para miles de familias”, ha enfatizado.

Armengol ha aludido a lo “mucho” que queda por hacer y a pedido el apoyo de toda la sociedad para conseguir una “financiación más justa” por parte del Estado, que compense la solidaridad de Baleares y permita mejorar los servicios públicos en la medida en que la ciudadanía lo merece.

Ha lamentado que, como ocurre con particular dureza en Eivissa, muchos baleares no tengan garantizado “un hogar digno” con los frutos de su trabajo, para lo que el Govern ha puesto en marcha un plan para construir 500 viviendas protegidas, y ha puesto de manifiesto el hito histórico que supone el incremento salarial del 17 % en tres años pactado en el convenio de hostelería, por el que se rigen 135.000 trabajadores.

Sin citar expresamente el conflicto catalán, Armengol ha abogado por “seguir dialogando para conseguir una España que progrese en la diversidad”, como hace Balears.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.