Las nuevas ayudas para los autónomos entran en vigor el 1 de enero de 2018

La ley de autónomos entró en vigor a finales de octubre. Pero no es su totalidad. Buena parte de las medidas que benefician a los trabajadores por cuenta propia no se empiezan a aplicar hasta el 1 de enero de 2018. 

Entre las principales novedades se encuentran la ampliación de la tarifa plana de 50 euros de 6 meses a un año para nuevos autónomos, bonificaciones de la tarifa plana se extienden hasta los 24 meses y que  a los seis meses siguientes a los doce en los que la tarifa plana sea de 50 euros se aplicará una bonificación del 50% (137,97 euros), y en los siguientes seis, una bonificación del 30% (cuota de 192,79 euros).

Además, para la mujeres menores de 35 años y los hombres menores de 30 la bonificación del 30% se aplicará durante 12 meses más y se flexibilizan las condiciones, reduciendo el plazo sin cotizar en autónomos a dos años en lugar de cinco como se exige ahora.

El Gobierno también aplicará como novedad la posibilidad de desgravarse los gastos de alojamiento y dietas. En este punto, se activará con carácter general, 27,27 euros diarios si el gasto se produce en España; 48,08 euros si es en el extranjero. No obstante, los requisitos son que los gastos se deban al desarrollo de la actividad económica, que se produzcan en establecimientos de restauracion y hostelería y que se paguen por medios electrónicos y que se disponga de factura.

El autónomo que trabaje desde casa podrá deducirse un 30% en el IRPF de los gastos de agua, luz, gas, telefonía e Internet de la parte de la vivienda afecta a la actividad.

Asimismo, se podrá volver a optar a la tarifa plana cuando pasen tres años desde que se fue beneficiario si se vuelve a emprender un proyecto y solo se pagarán las cotizaciones desde el día efectivo en el que se dan de alta o de baja en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) y no por todo el mes como hasta el momento.

Finalmente, los autónomos podrán darse hasta tres veces de alta y de baja en el mismo año y realizar el pago proporcional a la cuota desde la fecha de alta y sin contar la mensualidad completa. A partir de la cuarta alta la Seguridad Social contabilizará el mes completo. Como últimas medidas, se podrá cambiar hasta cuatro veces al año de base de cotización y se reduce el recargo por retraso de pagos a la Seguridad Social al 10% en el primer mes.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.