Más problemas para sacar adelante el bulevar del Paseo Marítimo

Paseo Marítimo Palma
Archivo

Las entradas y salidas de Palma son actualmente un perfecto cuello de botella donde cada día y en horas punta miles de conductores quedan atrapados en unas autopistas y vías conectoras a medio hacer que no dan más de sí. Por si esto no fuera suficiente, el Consell de Mallorca ha dado la voz de alarma ante el proyecto de reducir aún más los actuales carriles del Paseo Marítimo para desarrollar un bulevar, idea que se ve avalada por todas las instituciones pero que podría provocar un incremento del caos circulatorio.

La consellera de Territori del Consell de Mallorca ha advertido sobre los peligros que para la fluidez del tráfico constituye la eliminación de carriles en el Paseo Marítimo al señalar que “en estos momentos, lo único que conocemos del proyecto son las informaciones que van saliendo en los medios de comunicación. Necesitamos saber más y así conocer cómo va a afectar al tráfico rodado”.

Garrido subraya en este sentido que “lo que sí vemos es que la reducción de tres a un carril sin dar una solución a los vehículos nos generaría más problemas de tráfico en el resto de las vías. El tráfico es como las piezas del dominó que van cayendo; cuando una cae, no desaparece sino que hace un efecto expansivo con las demás”.

La consellera adelanta que “no sabemos lo que vamos a hacer sin haberlo visto, cómo afecta al tráfico y si da soluciones al mismo pues no hay que tener en cuenta únicamente el tráfico del Paseo Marítimo ya que hay otros tráficos como el de la vía de cintura o las vías conectoras”.

Garrido concluye subrayando que “personalmente, el proyecto de bulevar me gusta. Es un proyecto muy bueno para Palma ya que acerca la ciudad y la hace mucho más amable, pero tenemos que ejecutarlo como toca y no dejar nada en el tintero por lo que hay que consensuarlo entre el Consell, Cort y la Autoridad Portuaria y por nuestra parte no hay ningún problema para consensuarlo”.

Desde el Ajuntament de Palma, el concejal de Mobilitat, Joan Ferrer, apunta que “lo que falta aquí es un estudio de Mobilitat que se tiene que encargar y este estudio nos dirá exactamente las consecuencias de esta actuación”.

Ferrer va más allá al señalar que es un proyecto que sale de la alcaldía y de la Autoridad Portuaria. “Yo ni le quito la razón a Mercedes Garrido ni se la doy, ya que me remito al estudio y éste lo tiene que encargar la Autoridad Portuaria. Es un proyecto muy bonito para la ciudad por lo que hay que hacerlo bien y cualquier cautela es poca”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.