Los puentes del número 10 de Palau Reial

Cs y el PI. Son los puentes que ya tienen asignado un lugar en la agenda para cuando haga falta transitar por ellos con el propósito de conseguir formar un gobierno y ocupar las dependencias del Consolat de la Mar.

“Sería negar la mayor. Es un partido que está creciendo, que tiene muchas adhesiones y que no tiene una mochila” que lo lastre como las formaciones que han sufrido un notable desgaste por sus muchos años detentando poder e influencia.

Son reflexiones que se hacen en el número 10 de Palau Reial sobre los ‘naranja’ del Cs. Otra cosa es que ‘el efecto Arrimadas‘ se pueda extrapolar a Balears, porque están convencidos de que “la base sociológica y el voto nos permite seguir siendo el partido más votado en las Islas”, añaden.

Sin embargo, admiten que hay zonas como Palma y alrededores en las que “quizá no se necesite de una marca, ni de candidatos reconocidos. Cuando hay una marea positiva”, todo puede pasar. La idea es “intensificar un poco nuestras acciones en las zonas dónde Ciudadanos nos puede ‘robar’ votos”.

Y sí, podría ser “un posible aliado para un posible Govern de Pacto”. “Estamos abiertos a poder hablar”.

También con los del PI, el partido de Jaume Font, el ex del PP, quieren en el 10 de Palau Reial ‘salir de vez en cuando a cenar‘, porque son los que en la Part Forana “nos pueden reducir voto“.

Andan ideando estrategias para “recuperar el voto que se nos fue en el 2015“. “Está todo muy abierto, pero nuestro objetivo es ganar las elecciones y gobernar.

Y para gobernar “hay que tender puentes”.

Porque “la aritmética parlamentaria” es la que es. Es difícil conseguir las mayorías de otros tiempos, por lo que no queda más remedio que “acabar con éste aislacionismo del PP”.

Es obvio que aunque las elecciones quedan relativamente lejos, la maquinaria azul ya se ha puesto a trabajar.

 

 

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.