El ala más izquierdista del SPD intenta evitar el acuerdo con Merkel

REUTERS/FRANCOIS LENOIR

El Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD) está a punto de reeditar un pacto con los conservadores de Merkel. De salir adelante el acuerdo de gobierno se reeditaría “la gran coalición”. Y eso es algo que algunos no acaban de ver con muy buenos ojos. Tampoco dentro del propio SPD, partido que ha obtenido sus peores resultados desde 1933.

Así lo ratifican las acciones emprendidas por el ala más izquierdista de los socialdemócratas.

Por ejemplo, Kevin Kuehnert, el líder de las juventudes socialdemócratas realiza una gira nacional con el lema “No-GroKo”. O, lo que es lo mismo, no gran coalición. Su objetivo es convencer a los dirigentes regionales de que no voten a favor del pacto. “No hay un cambio general de política y hay que evitar fortalecer a la derecha”, ha argumentado.

Si finalmente prospera la gran coalición, el principal partido de la oposición en el Bundestag o Parlamento alemán será el ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD). “El SPD debería ser siempre un bastión contra la derecha”, ha argumentado Mattheis.

El preacuerdo de coalición incluye peticiones socialdemócratas como un incremento de 5.950 millones de euros en educación, investigación y digitalización hasta 2012, ampliación de los derechos de cuidado ifantil y el compromiso de fomentar la cohesión de Europa con mayores aportaciones alemanas al presupuesto comunitario.

Sin embargo, voces socialdemócratas creen que el pacto no incluye concesiones significativas. Y, temen que una nueva gran coalición difumine aún más la identidad del SPD. “Hay mucho escepticismo en el SPD. Tampoco yo me libro, pero hay que ser realistas”, ha apuntado la primera ministra de Mecklemburgo-Pomerania Occidental, Manuela Schwesig, del SPD, en declaraciones a la radio NDR Info.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.