Cuando los abuelos piden sus facturas en papel y Emaya dice: son árboles

A cuántos abuelos, de 75 para arriba, hemos visto utilizar el ordenador para mirar las facturas de gas, electricidad, teléfono y ahora agua.

Ni a los abuelos de 75, ni a muchos de 40, 50, 60, 70 y 75.

Qué manía y que vorágine, qué vivir sin vivir en nosotros mismos les ha entrado a algunos-nas, con el papel y los árboles y el agua y el viento y la cotorrita dorsinegra, que está en vías de extinción, dicen que en Brasil.

A ver. Si preguntamos a una empresa pública del Ajuntament de Palma qué pasa con la gente mayor que quiere ver lo que les cobran en una factura de papel de las de toda la vida y nos contestan que:

“Sólo la facturación de Emaya supone 5 árboles al mes. Eso es una media de 60 árboles al año, teniendo en cuenta que una persona necesita 22 árboles para respirar. Ademas de 370cm3 de agua limpia por cada hoja de papel (80.000 litros de agua limpia por cada 10.000 facturas)”.

Nos quedamos ojipláticos-cas… Esto es ser un ‘conservacionista’ extremo y de raíz hasta decir basta.

Eso sí, menos mal que dan la oportunidad de hacer una gestión municipal para:

“La continúan (la factura) recibiendo en papel las personas que no tienen el pago domiciliado y las que lo solicitan.

Y es que todo tiene su aquel, su explicación. También en este caso:

“Es una medida puramente medioambiental y desde Emaya hemos dado un impulso aprovechando la obligatoriedad de presentar todas las facturas electrónicamente a la Agencia tributaria. Este impulso consiste en dejar de enviar todas las facturas domiciliadas en papel y evidentemente todas las facturas de empresas“.

Está perfecto que las administraciones e instituciones informaticen cuánto más mejor. Menos espacio y más posibilidad, hipotéticamente, de cruzar datos, cifras, cantidades, nombres y apellidos.

Pero lo que haga el ciudadano en su casa con su contabilidad es otra cuestión bien distinta y sobretodo cuando su edad le da el derecho de exigir como mínimo que se garantice su libertad de recibir los extractos de lo que gaste reflejado en un papel.

Qué bisoñez los que piensan que ahora todo lo arreglamos con el smartphone y el ordenador, a ser posible los windows 10, el mac última generación o cualquier otro que tenga un ‘aseadito‘ sistema para que podamos ver y consultar todas nuestras facturas vía internet. ¡Otra factura más!

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.