¿Por qué está tan desaprovechado Joan Mesquida por los socialistas?

Joan Mesquida con el exdirector del FBI, Robert Mueller, ahora fiscal especial que investiga la relación entre Trump y Rusia

Una gran pregunta que se hacen no sólo importantes responsables de Madrid, sino también quienes no entienden cómo un perfil como el del exsecretario de Estado de Turismo, director general de Infraestructuras del Ministerio de Defensa y director general de la Policía y la Guardia Civil, sigue en su despacho de alto funcionario en un pueblo de Mallorca.

Cuando lidiaba con las fuerzas armadas tuvo que hacer frente a los coletazos mortales de la banda terrorista ETA, también empezó la andadura de la unificación de Policía y Guardia Civil, un gran reto que lidió y que puso en sus manos el entonces ministro de Interior Alfredo Pérez Rubalcaba.

Pero su paso por Interior duró poco, porque el partido en Baleares le reclamaba para que aceptase otro alto cargo en un negociado más acorde con las Islas. Antich, que entonces lideraba a los socialistas isleños, transmitió al máximo representante de los cuerpos y fuerzas de seguridad de España que al PSIB y a la comunidad autónoma le vendría muy bien que alguien de aquí ocupase la secretaría de Estado de Turismo.

Y Mesquida, siempre fiel al partido, hizo lo que el entonces secretario general del PSIB le sugirió, le mandó, le ordenó…, a pesar de que sabía perfectamente que dejaba un proyecto con el que trabajaba bien y estaba muy a gusto.

Pero el PSOE perdió las generales y después también las perdió Antich, las autonómicas. Y Mesquida volvió a Calvià.

En mallorcaconfidencial.com han llegado voces que, pese a las diferencias que pudiera haber en las diferentes corrientes del PSIB, si un partido quiere rentabilizar sus siglas y sus activos más profesionales, al margen de filias y fobias, no debe desaprovechar lo que tiene en su propia casa.

Y estas voces también se preguntan: “¿Por qué Antich no luchó para que Joan Mesquida ocupara un puesto en la lista al Congreso de los Diputados?. ¿Era lo mínimo, no?, después de que dejara las fuerzas de seguridad por Turismo, a petición del jefe.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.