Colau podría tener los días contados como alcaldesa de Barcelona

Toda la oposición del Ayuntamiento de Barcelona ha negado su confianza a la alcaldesa, Ada Colau, en el pleno extraordinario en el que la primera edil ha perdido la cuestión de confianza a la que se ha sometido para aprobar los Presupuestos, y ha retado a la oposición a acordar un alcalde alternativo.

Colau ha perdido la cuestión de confianza con el apoyo de los 11 ediles de BComú y el rechazo de los otros 30 concejales, y ahora se abre un plazo de 30 días en que la oposición puede tratar de acordar un alcalde alternativo; si no lo hace, las cuentas se aprobarán automáticamente cuando acabe este plazo.

La alcaldesa ha vinculado la aprobación del Presupuesto a esta cuestión de confianza después de que el pleno lo rechazara –con la abstención de PDeCAT y ERC–, mecanismo que utiliza por segundo año consecutivo –es la primera vez que se usa dos veces en un mandato–, y al que también recurrió el exalcalde y líder del PDeCAT, Xavier Trias.

Colau ha retado a la oposición a tratar de acordar un alcalde y unos Presupuestos alternativos en base al diálogo que le reclaman a su equipo: “Tienen un mes para practicar el diálogo y el acuerdo que han reclamado, y generar una alternativa de gobierno”.

“Si creen que el Gobierno actual es lo peor que puede pasar a la ciudad, tienen la responsabilidad de hacer una alternativa”, y ha destacado que Barcelona asume responsabilidades de gobierno y Generalitat.

La líder de Cs, Carina Mejías, ha dicho que el Gobierno municipal transmite “inseguridad e incertidumbre”, que el proyecto de BComú es fallido, que los Presupuestos se han hecho de forma poco participativa, y que muchos barceloneses no renovarán la confianza a Colau en las próximas elecciones.

Alfred Bosch (ERC) ha criticado que Colau pida la confianza de la oposición cuando no la transmiten, y cree que ella debería pensar en marcharse: “Lo que hace falta urgentemente para restaurar la confianza y la esperanza es cambiar la Alcaldía”, porque la inestabilidad, la ingobernabilidad y la falta de confianza es Colau, según él.

El socialista Jaume Collboni ha retirado a Colau su confianza y la ha acusado de llevar a la inestabilidad rompiendo el pacto de gobierno con el PSC, permitiendo “que la piconadora del independentismo la hiciera saltar por los aires”, y considera que BComú ha pasado de representar la indignación a la impotencia y a la decepción, y que no pueden resolver los problemas de Barcelona cuando el problema es su gobierno.

El líder del PP, Alberto Fernández, ha aseverado que, tras la cuestión de confianza, la ciudad podrá tener las cuentas aprobadas, pero una alcaldesa reprobada sin apoyo a su gestión: “Barcelona tendrá unos Presupuestos que no le convienen y mantendrá una alcaldesa que no debe”.

Eulàlia Reguant (CUP) ha afeado al Ejecutivo que prioriza un modelo de ciudad que no pone a los vecinos en el centro y que les expulsa de la ciudad, y ha lamentado que Pisarello ponga al mismo nivel la actuación del Govern por el proceso soberanista y la actuación de los partidos que han “reprimido” la voluntad de los catalanes de votar el 1-O.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.